Bicis Robbin Bramble, en España gracias a In Bycicle We Trust

robbin bramble

¿Te has fijado en la de gente que usa la bici?

Cuando yo era pequeña, dijo sentándose a la lumbre, no se veía una sola dentro del paisaje urbano. Hoy, tanto bicis como patines, patinetes u otros locos ‘ecovehículos’ sin motor surcan, desacomplejados, las calles.

El modelo Robbin Bramble se inspira en las bicis inglesas del periodo de entreguerras, las más populares durante los años 50. Sus radios giran hoy en España gracias a In Bycicle We Trust.

robin bamble

La bici ya no es sólo para el verano. Ni prerrogativa del avanzado espíritu europeo -aunque nos queda bastante camino que recorrer-; ni siquiera del hipster como sistema de allegarse al estudio de diseñitis aplicada -aunque gracias al hype disponemos de un sinfín de tiendas cucas-.

Los amantes de estos trastos desarrollamos una relación de amor-amor con  nuestras monturas, cual Quijote con su Rocinante. De hecho, hay que ser un poco Quijote para transitar por las calzadas de ciertas ciudades.

Y también gustamos de jamelga estética a la par que funcional.

robin bramble

Las Robbin Bramble combinan todo: hechuras femeninas, ligereza, posibilidad de tuneo (admite silla para bebés, cesta de mimbre, alforjas o transportín, entre lo que se te ocurra), seis marchas y precio mucho más que razonable.

Se realiza en ciruela y verde oliva con un ligero tono dorado; el interior de las ruedas en tono crema completa la bonita estampa retro de este modelo. Una bici la mar de maja para recuperar el placer infantil de montar a diario.

¿Dónde? En In Bycicle We Trust, calle Antonio Acuña, 12 (Madrid) o calle Poeta Marco Marcial, 6 (Zaragoza)

Precio (actualmente en oferta): 376 euros.

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. Ana

    Es que el aire en la cabeza con el buen tiempo es otro de los placeres de la bici !!!

  2. Lola Gavarrón

    Si no fuera tan miedosa iría por la ciudad con bici pero comprendo el debate sobre si llevar casco o no…

    Aún estamos lejos de respetar a los ciclistas en la ciudad

Deja un comentarioDavid Gandy y Light Blue de Dolce & Gabbana, una historia de amor