Invictus, Paco Rabanne lanza una fragancia invencible

No lo tiene fácil el diseñador , precisamente porque ya ha tenido todo el éxito del mundo con sus muchos y variados perfumes firmados todos siempre por la firma española . Después de su adorado lingote hecho fragancia continúa inflando el ego del éxito al personal, ahora con INVICTUS,  el primer gran lanzamiento masculino que llegará al mercado en los próximos meses, calentando motores para la campaña de Navidad.
https://www.youtube.com/watch?v=04854XqcfCY
La verdad es que quién no necesita unas cuantas gotas del perfume de los súperheroes para acometer las duras batallas del día a día y sentirse como un campeón.
Esperemos que no sea como lo de la Armada Invencible… Pero con los perfumes nunca se sabe.
Tras el innegable éxito de One Million, la fragancia más vendida en los últimos años a nivel mundial, la aventura es,  como mínimo ambiciosa dada la elevada expectativa generada al respecto.
Su reto, lo encara con la misma osadía y hasta desmesurada chulería, seduciendo a través del poder, del dinamismo y de la energía que todo ella despliega a través de sus notas frescas e intensas. Un estilo fresco y sport pero con un punto de renovada  arrogancia que,  Paco Rabanne trata como nadie.
Abren las notas cítricas del pomelo y un acorde marino que le da profundidad y movimiento frente al aspecto aromático de la hoja de laurel y la flor del jazmín que descansan sobre un fondo amaderado, donde el pachulí y el musgo ganan un  efecto duradero en piel, arropados por la nota de ámbar gris.
INVENCIBLE… lo veremos.  En Julio se lanza al mercado por lo que su  precio es aún desconocido. Su alcance… también. Sin embargo,  viendo el éxito de su antecesor, como mínimo, habrá que seguirlo.. con mucho detenimiento, no?
Además, es bien seguro que su campaña tampoco dejará  indiferente al personal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentarioSay, I DO!, una pop up store para organizar tu boda, ¿te casas?