“En la cocina con la Drama Mamá”, un libro de Amaya Ascunce

cocina-drama-mama-recetas-amaya-ascunce

Si eres de las que tienes cocina porque venía con la casa, si lo más cerca que has estado de los fogones es cuando no encontrabas un mechero por ningún sitio, seguro que te sentirás identificada con En la cocina con la Drama Mamá. Aunque si tú y la cocina os lleváis a las mil maravillas, no pasa nada, las risas, con este libro, están garantizadas en los dos casos.

La periodista y bloguera Amaya Ascunce comenzó escribiendo el blog Como no ser una Drama Mamá, visto el éxito que tenía, Planeta le ofreció escribir un libro. Salió publicado con el mismo nombre y recogía en clave de humor las 101 frases inolvidables que las madres españolas han hecho célebres. Seguro que alguna de ellas te suena: “cuando seas madre comerás dos huevos”, “pero tú te crees que soy el Banco de España”, o “si no te bebes el zumo rapidito, se le van las vitaminas”… Las odiábamos pero seguro que muchas de vosotras os habéis sorprendido diciéndoselas a vuestros hij@s.

Ahora, a sus treinta y pico ha decidido plantarle cara a la cocina, ha cogido papel y boli y ha acudido, como no podía ser de otra manera, a su Drama Mamá para que le desvele todos los secretos de los fogones. El resultado de su inmersión culinaria lo narra en En la cocina con la Drama Mamá, un libro de recetas aderezadas, porque para algo hablamos de comida, con mucho humor y regadas con las desternillantes escenas vividas para la preparación de cada uno de los 21 platos típicos de la cocina española. ¿Habrá aprendido a cocinar?

en-la-cocina-con-la-drama-mama-amaya-ascunce

Después de la inmersión culinaria con tu Drama Mamá ¿cuál de las recetas que incluyes en el libro es la que mejorte sale?

La tortilla de patata sin duda. Creo que es por las ganas que tenía de resacirme del desastre que hice cuando era adolescente. Me mandaron mis padres a Inglaterra, y los dueños de la casa me pidieron que hiciera una. Con ayuda telefónica de mi madre lo intenté, pero no tenía aceite de oliva, así que freí las patatas en mantequilla. Un asco horrible. En serio, era como un puré dulzón. Ahora me salen bastante decentes. Y estoy súper orgullosa.

– ¿Y aquella con la que no has conseguido hacerte?

Los calamares en su tinta, es que solo olerlos me dan para atrás, igual que a mi madre. Pero ella se empeñó en enseñarme la receta para darme una lección: que la cocina es cuestión de cariño. A pesar de que a ella le horrorizan, los hacía porque a mi padre le encantaban, y encima, le salían bien… No es mi caso. No creo que los haga nunca.

– El mejor truco de tu madre en la cocina.

Que hay que vigilar lo que se cocina. Yo soy dispersa y siempre se me ocurre algo mejor que hacer que mirar una cazuela de lentejas, pero es verdad que si vigilas la comida, aprendes cuando están hechas las cosas y, sobre todo, no quemas nada.

– ¿Y su mejor frase en la cocina?

“No eres nadie sin un pasa purés” Ay es que me hizo mucha gracia cuando ella descubrió que yo no tenía uno. No se lo podía creer. Y me regaló uno, ¡incluso lo envolvió!

– ¿Lo que más odias de la cocina?

La paciencia que requiere. Yo no tengo mucha la verdad, y es imposible cocinar sin ella. Es más, si pienso en hacer un bizcocho, lo que me pasa es que quiero comérmelo, no cocinarlo. Y tener que esperar dos horas para que se enfríe… Así con todo.

– ¿Hay nueva entrega de la Drama Mamá en proyecto?

De momento no, creo que ya toca dejar tranquila a mi pobre madre, seguiré con escribiendo en el blog Como no ser una Drama Mamá y bueno, en mi tiempo libre igual me animo con otra cosa, pero diferente. Ya veremos si tengo tanta suerte como con los otros dos y una editorial se anima a publicarme.

En la cocina con la Drama Mamá está editado por Planeta.

Precio: 18,50 euros.

Precio libro electrónico: 6,99 euros.

 

Malva Rico. "Desde pequeña quise ser periodista y trabajar en un informativo, y lo conseguí. Los primeros pasos los di en Radio Nacional y después pasé por Televisión Española, la radio me cautivó y desmitifiqué la tele. Por casualidades de la vida llegué al mundo de la belleza para quedarme. Intento tener una visión crítica de este universo de cremas y fragancias embriagadoras, pero cuando la pierdo, siempre tengo a Pepito Grillo cerca que vuelve a ponerme en mi sitio".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. Towanda

    Me siento identificadísima. Con mi chaval bromeamos sin recato con las tres únicas cosas que sabe cocinar su santa: salsa de tomate, crêpes y cremas de verduras.
    Desde que vino mi chico a vivir con nosotros comemos caliente…

    Me voy a poner las pilas, hombre. Siempre hay tiempo para la reeducación.

  2. Beatriz

    Es ideal para mí, porque cada vez que cocino algo un poco más complicado es un auténtico drama… Gracias por descubrírmelo!

  3. Love Belleza

    Tiene que estar muy divertido de leer! Y seguro que también tiene un montón de truquitos útiles.¡Me lo pido!

Deja un comentarioRedken, algo más que mechas californianas, y un cabello menos encrespado