Corrección de los surcos del sujetador con injertos de grasa

surco

Cada problema tiene su solución. Si no, no es un problema.

Un sujetador con un tirante demasiado estrecho para una mama demasiado grande, puede ocasionar, con los años, un surco en el trapecio ciertamente antiestético. Se debe a que se ha producido una atrofia de los tejidos, concretamente de la grasa subcutánea. El resultado es una oquedad visible y palpable, que presentan algunas mujeres que no han disfrutado de sujetadores bien diseñados para el tamaño de sus pechos.

Para corregir esta atrofia y devolver el aspecto que se tenía, el doctor Víctor García, Presidente de la Sociedad Española de Medicina y Cosmética y Director de Centre Mèdic Europa en Barcelona, realiza un trasplante con tejido adiposo autólogo –de la propia paciente-, normalmente del abdomen o de las cartucheras.

breast reduction

El resultado es muy bueno, seguro y estable.

Para nosotros”, afirma el Dr. García, “el procedimiento comporta inexorablemente la preparación de las zonas receptoras. Inicialmente intentamos mejorar las características del tejido atrófico mediante hipertermia, radiofrecuencia y amasamientos; bastan 2 ó 3 sesiones. A continuación procedemos a la infiltración de plasma y fibrina autólogos ricos en factores de crecimiento para mejorar la vascularización local. Y finalmente procedemos al trasplante de tejido adiposo propiamente dicho.”

surco

Se trata de un procedimiento, asegura el doctor, que “apenas causa molestias”. La sedación es local, la grasa se extrae con delicadeza gracias a unas cánulas finas de punta roma y la paciente se incorpora de inmediato a sus actividades habituales. No se dan puntos y se lleva un pequeño vendaje compresivo almohadillado durante 48 horas.

Si necesitas más información:

Dr. J. Víctor García

Centre Mèdic Europa

Nicaragua, 70   08029 Barcelona

T. +34 934 108 400

info@cmediceuropa.com

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 comentarios

  1. crischispy

    la verdad que es sorprendente, yo tengo una amiga que usa una 120 y tiene ese problema…, ahora le comentaré que tiene esta opción para solucionarlo.
    Bss.

  2. mar diez

    Recomiendo utilizar no solo una talla de sujetador adecuada, sino tambien la copa adecuada, en este caso D o E.

  3. angeles

    No sabía que había alguna mujer que tuviera este problema.

  4. Juana

    Esto abunda en la idea de que en España pocas mujeres usan su talla adecuada de sujetador

    Y que ¡hay remedio para todo!!!

Deja un comentarioCustodia compartida; mucho más que custodiar