Lush, Vivienne Westwood y la revolución climática ¿o cosmética?

Screen-shot-2013-01-04-at-09.51.29-440x277

La radiante musa del punk,  reciclada en revolucionaria diseñadora: ha estampado su sello en una edición limitada de papel de algodón 100% orgánico que se pondrá ahora a la venta en las tiendas de todo el mundo. Con una serigrafía inspirada en el arte japonés Furoshiki, La Westwood, trasnfiere parte de su vitalismo y buen rollo natural a un pañuelo-envoltorio para los cosméticos de esta firma de eco-cosmética vegana y británica.

vivienne-westwood-lush-climate-revolution-scarf-1-537x402

Un complemento de moda, exclusivo y solidario que puede utilizarse como distintivo del ardor eco-guerrero o colgarlo de la pared, bien enmarcado, como una velada declaración de principios. No, no, no. No estamos de acuerdo con el maltrato al Planeta Tierra, aunque nuestro modo vida lo esté lastimando.

El código secreto de este pañuelo es la Revolución Climática, y todos los beneficios obtenidos se destinarán a esta noble causa. La campaña en principio estará vigente durante este mes de noviembre en las tiendas Lush. Todas las aportaciones recaudadas serán para apoyar todos los problemas derivados del cambio climático, tifón allí, terremoto allá… Aunque te advierto qiue al deshielo de los polos hay que calcularle unos 5000 años vista.

Ojalá debajo del pañuelo florezcan más iniciativas solidarias de este tipo. ¿Te has apuntado ya alguna? ¿Hay mucho dónde elegir? Cuéntame…

westwood_story_mai_1813015a

La eco-cosmética está de moda con sentido o sin él, y el apoyo solidario también. Desde luego, yo soy partidaria. Lo prefiero a contratar a la celebritie de turno que ya está hasta arriba de contratos. Dispuestos a enriquecer a alguién prefiero que sea para nuestra maltratada tierra, mares y océanos; esos que preservan nuestra propia vida.

A lo mejor los temas solidarios te empiezan a provocar un frescor glaciar extremo, justo el mismo sentimiento que me producen a mí las tiendas de cosmética Lush. La primera vez que entré en una de ellas me creía que estaba en un establecimiento de comida vegana. Desde luego son las fórmulas más frescas que conozco. Su sentido del humor también creo que puntua un poco. Lo malo es su fecha de caducidad reducida, pero lo hecho a mano también tiene inconvenientes.

Durante este mes de noviembre, puedes empezar a meter en el mismo paquete: cosmética natural  y un poco de solidaridad bajo un pañuelo firmado por una creadora anti-sistema como Vivienne Westwood, que también simboliza la lucha contra la degradación del medio ambiente.

Ojos negros y profundamente tristes con los que la diseñadora inglesa ha querido simbolizar la guerra, poniéndole cara a la Revolución Climática. Tejidos por artesanos británicos, se han convertido en el último grito en el Reino Unido, y espero que sea un grito generalizado.

 

Beatriz Peña: “Intentando descubrir la camiseta del hombre feliz y la última tendencia de pasarela… Al mismo tiempo, persigo todo aquello que pueda contribuir a generar esas pequeñas dosis de poesía y belleza que todos tenemos dentro. Una de las mejores fórmulas que he encontrado tiene una larga lista de ingredientes y la mayoría son gratis: 8 horas de descanso, alimentación sana, equilibrio mental, ejercicio suave y masajes diarios por cara, cuerpo y cabello, disfrutando de exquisitos afeites y aromas. Prometo ayudarte a encontrar ese Jardín del Edén que todos buscamos. Sigo mirando las noticias de cerca, y viviendo esta aventura como si fuera un apasionado sueño”.

Deja un comentario

3 comentarios

  1. Pingback: Calendarios 2014: Pirelli y Campari | RSS Feed Aztelco

  2. Beatriz Peña

    Tal vez funcione su tiendaonline, querida Angeles.

  3. angeles

    Está muy bien que las casas comerciales se impliquen en este tipo de proyectos. Todavía no he probado ningún producto de esta marca porque en mi tierra no hay tienda física.

Deja un comentarioBioCultura, del 14 al 17 de noviembre en Madrid