Láser para la incontinencia urinaria y otros problemas íntimos

incontinencia-urinaria-solucion-laser

Foto Elmer Batters

La medicina estética avanza hacia un embellecimiento integral de la mujer, ponernos monas no sólo en lo que se ve, sino también en aquellas partes del cuerpo que van tapaditas. El rejuvenecimiento vulvo-vaginal con láser se convierte en una técnica cada vez más demandada y sus ámbitos de actuación van desde la pura estética como el blanqueamiento ano-genital hasta el tratamiento de problemas muy comunes y molestos como la incontinencia urinaria, la amplitud o atrofia vulvo-vaginal. Es la ginecoestética.

Entre las mujeres hay una preocupación creciente por la estética vaginal, unida a una correcta función sexual. Por eso la ginecología se ha puesto las pilas y ha comenzado a aplicar el láser, que lleva ya años utilizando en las intervenciones comunes, a otras preocupaciones. Los avances tecnológicos también han hecho posible dispositivos diseñados específicamente para aplicaciones de estética genital femenina.

En IML (Instituto Médico Láser) nos hablaron hace unos días de su nueva unidad de Ginecología Estética y nos presentaron la nueva plataforma láser con un aplicador de forma tubular, que permite con un solo impacto, tratar la vagina de forma integral para atender a muchos tipos de preocupaciones funcionales.

 

Foto Guy Bourdin

Foto Guy Bourdin

– Se puede tratar la atrofia vaginal. Con la menopausia se produce un descenso brusco de estrógenos lo que causa un adelgazamiento de las paredes vaginales, cuya mucosa se atrofia y se seca, a lo que se suma una falta de elasticidad. El láser regenera la producción colágeno lo que hace que los tejidos recuperen su tensión, estimula la lubricación e incluso favorece un PH vaginal correcto, lo que protege de las infecciones. Son necesarias 3 sesiones y después una de mantenimiento anual.

– Incontinencia urinaria. En casos de pérdida leve de orina al agacharse, saltar, toser o realizar algún esfuerzo, porque los músculos y ligamentos se quedan afectados después de los partos. El láser consigue la contracción de las estructuras externas que rodean el orificio urinario. Mínimo 2 sesiones.

– Amplitud vaginal. Partos múltiples o de bebés de mucho peso pueden producir una falta de tensión en las paredes vaginales que pueden quedar parcialmente dilatadas. Esta holgura vaginal se traduce en una disminución del placer durante el coito. El láser tiene un efecto bioestimulador que contrae la zona y va aumentando el tono y la lubricación. Mínimo 2 sesiones.

– Pero hay muchas más aplicaciones del láser en estética íntima. Se pueden tratar cicatrices perineales post-parto y el prolapso genital. Realizar cirugía en labios menores y mayores, lipomodelado del monte de venus, aumento del punto G, blanqueamiento genital y anal, tratar la hipertrofia del clítoris, reconstrucción del himen…

Precio tratamiento atrofia vulvo-vaginal: a partir de 800 / 1 sesión.
Precio tratamiento incontinencia urinaria: 1.350 euros / 1 sesión.
Precio tratamiento amplitud vaginal: 1.200 euros / 1 sesión.

Malva Rico. "Desde pequeña quise ser periodista y trabajar en un informativo, y lo conseguí. Los primeros pasos los di en Radio Nacional y después pasé por Televisión Española, la radio me cautivó y desmitifiqué la tele. Por casualidades de la vida llegué al mundo de la belleza para quedarme. Intento tener una visión crítica de este universo de cremas y fragancias embriagadoras, pero cuando la pierdo, siempre tengo a Pepito Grillo cerca que vuelve a ponerme en mi sitio".

Deja un comentario

6 comentarios

  1. Pingback: Labioplastia sin cirugía / rejuvenecimiento vaginal – IMEBA PALMA

  2. Ana Lorenzo

    Muchísimas gracias Malva, la verdad es muy interesante, porque por ejemplo la incontinencia urinaria es algo que nos afecta siempre tarde o temprano en mayor o menor medida, y saber que se puede tratar es un alivio

  3. Malva Rico

    Hola a las tres!!
    Pues mira Ana, esa pregunta se la hicimos a los doctores durante la presentación y nos dijeron que es una zona que aguanta mejor el dolor que cualquier otra. Pero te copio la respusta más técnica del Dr. Juan José Escribano:

    “El tejido que tapiza la cara interna de los labios menores, el introito vaginal y la vagina es mucosa. La mucosa es mucho menos sensible que la piel y por tanto los cánones anestésicos son más suaves, hay mucha más tolerancia a los tratamientos y muchos se pueden realizar sin anestesia. Concretamente la hiperlaxitud vaginal y la atrofia vaginal se realizan sin anestesia.
    El aumento del punto G se realiza sin anestesia. La incontinencia urinaria grados I y II se realiza solo con anestesia local, la mucosa se anestesia con EMLA muy fácilmente y de forma muy intensa. Otras técnicas como la reducción de labios menores o el lipomodelado del Monte de Venus se realizan solo con anestesia local, del mismo tipo que la que se emplea en el lipoláser”

    Muchas gracias a todas por vuestros comentarios. Un abrazo!

  4. Ana Lorenzo

    de momento no necesito ninguno de ellos, pero me parece fantástico que por fin se puedan tratar estos problemas, lo único que no se habla nunca en este tipo de información sobre láser es ¿Cuánto duele? porque mi experiencia con el laser es depilación y la eliminación de unas venillas en la cara y en ambos casos indoloro no fue, por eso solo de pensar lo que debe doler en la zona genital sufro.

  5. angeles

    Para quien tenga este tipo de problemas le vendrá fenomenal aunque el tratamiento no es nada barato.

Deja un comentarioWellness Ball Active Sitting, trabaja a tu bola