Bellezas distintas, algo se mueve en el alma

Shaun Ross y Diandra Forrest

Shaun Ross y Diandra Forrest

“Una noche, senté a la belleza sobre mis rodillas. Y la encontré amarga. Y la insulté”. Arthur Rimbaud.

Hace tiempo que algo se mueve en el paradigma de la belleza. Más allá de un canon de simetría, armonía, pacificación e idealización, se encuentra la imagen que incomoda, la que genera dudas y una ligera angustia, la que se filtra a través de un prisma ‘intelectual’ en que los rasgos son algo más que una estética conmovedora. Son, prácticamente, un alegato revolucionario.

Cuando lo grotesco y lo bello se fusionan, se da una especie de milagro que abre nuevas líneas de pensamiento. ¿No es más libre una sociedad que refleja muchos tipos de belleza distintos? Ni estilismo ni biología: la androginia es un estado mental. 

Andrej Pejic

Andrej Pejic

John Waters fue pionero en esto de mostrar a las masas el discreto encanto de la fealdad. Para él, belleza era aquella que venía acompañada de alguna imperfección, un destello monstruoso, siniestro o poco convencional que era, precisamente, la cualidad que catapultaba el conjunto hacia lo inolvidable.

Hoy, varios ‘distintos’, ‘alternativos’, representan con orgullo los valores estéticos de una minoría normalmente invisible. Hoy, la belleza tiene muchas caras. Hoy, la fealdad y la gordura tienen algo de subversivo. Quizá mañana dejemos de preguntarnos por qué está ahí esa gente rara y sencillamente lo aceptemos sin más.

Shaun Ross

Shaun Ross

Tampoco es cuestión de ser ingenuos. Sabemos que La Moda y La Publicidad son los actores principales en este teatro, y los modelos, los actores secundarios (y ya no digamos lo que somos el público).

Lo diferente en moda es, sencillamente, distinción, la infalible herramienta para despuntar en un mercado abundante y competitivo. Pero lo interesante es la lectura que podemos hacer en casa como espectadores de la mutación. Esos modelos tienen mensaje, nos hablan. Y nos dicen, por oposición a lo establecido, que hay algo rompedor en los insondables vericuetos de la fealdad, una brazada a contracorriente en la manifiesta exposición de lo distinto. En todo aquello que no encaja en la prensa y cine mainstream o cualquier artefacto audiovisual de sencilla deglución. Esa renuncia, sea voluntaria* o innata, de apartarse de una normatividad que uniforma los cuerpos y los reduce a poco más que un escaparate de la nada.

* Véase el progresivo y deliberado afeamiento de la artista Lydia Lunch como sistema de protesta. Pero ¡ojo! Esto no es obligatorio. La exposición de una mujer bella es tan lícita como una fea, la guerra no es fealdad vs belleza, sino variedad de cánones vs aristocrática concreción.

Moffy

Moffy

¿Cuántas veces te has sentido mal tras la ‘lectura’ (un decir) de una revista ‘femenina’? (otro decir).

La Belleza, entendida como milagro genético, siempre fue elitista, pero poco a poco va dejando de ser una dictadura.

Necesitamos, y no es broma, muchísimos más referentes para todos los públicos. Necesitamos democratizar la estética como abrigo que nos caliente a todos, dar la bienvenida como referentes al club de ajedrez, los granos y las gafas, igual que el equipo de rugby, los músculos y las interminables piernas de las animadoras.

Una sociedad capaz de percibir la belleza del ‘fracaso’ y de lo ‘extraño’ es una más generosa, menos frustrada, menos prejuiciosa, más cohesionada. Así las cosas, la sociedad se conforma por una sumarresta de valores. ¿Cuáles escoges? Guapetona, tú decides. 

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. Towanda

    Muchas gracias por leer y comentar, riquezas!

    Felices días y mucho mejor año. Esto es como en las pelis de Woody Allen, ahora viene el bueno…

    Besos
    T

  2. Malva Rico

    Towanda, es un placer para el intelecto leerte!
    Felices días y una gran entrada en 2014 para todas.

  3. Lola

    Pues sí

    ya no se dónde leí ayer que la androginia avanza en el mundo y hay países que aceptan ya un tercer género

Deja un comentarioPeinado de fiesta con cepillo y secador, melena de Nochevieja