Rosabotánica, la fragancia número 23 de Balenciaga, con Kristen Stewart

rosabotanica

Las 22 fragancias de Balenciaga anteriores a esta nueva, Rosabotánica, nunca fueron frescas; más bien barrocas, clásicas, a veces demasiado femeninas, demasiado Carmen Martínez-Bordiu. Con esta y la anterior, Florabotánica, sus dos hombres nariz han querido romper con el pasado y entrar en el mundo de las frescas, juveniles, sencillas pero sin perder la sensualidad. Han pretendido crear la segunda flor del jardín experimental de .

bajaOlivier Polge (hijo de Jacques Polge, el nariz de Chanel ya retirado) y Jean Christophe Herault insisten en que ‘no hemos querido crear un perfume romántico ni tampoco hemos incluido una rosa de olor ‘romántico’ y empolvado o tradicional, sino una rosa ‘picante’, especiada, vegetal y encantada, sublimada e iluminada con maderas blancas y gotas cítricas”. Dicen en su video de presentación que han jugado a experimentar y explorar en un jardín hasta descubrir ese conjunto de notas que parece sencillo al olerlo pero se compone de muchas más notas de lo que parece.

La familia olfativa es floral verde y ahí se incluye el jacinto, las dulcísimas hojas de higuera y el pétit grain. Además, de notas corazón la rosa, la pimienta rosa, el cardamomo (tan caro aquí y tan barato en Marruecos), unas notas de fondo de ambar blanco, vetiver, pachulí y notas amaderadas. 700x989xbalenciaga-rosabotanica-kristen_jpg_pagespeed_ic_tFV1GmpD7Y baja

¿Qué la diferencian de la anterior, Florabotánica, con tan parecido packaging? Pues toda la composición, que esta vez incluye menta, clavel, musgo, caladium. Son primas pero no se parecen salvo en la apariencia. Un tapón minimalista en rayas pensado por el creador de moda de la marca, Nicolas Guesquière, frente a un frasco plagado de lianas de flores. Las mismas que se enrollan en la espalda desnuda de Kristen Stewart, la nívea chica del culebrón ‘Crepúsculo’ que, aunque me caiga cursi de tan lánguida y con ojo caido, está guapísima en la foto de la campaña y en el video. Las fotos son de un crack, Craig McDean, y toda la puesta en escena es eso, un jardín diferente, tan diferente y vegetal como me resulta a mí esta eau de parfum.

Eva Reuss. "El lujo intangible. Siempre me sedujo, me impactó el lujo intangible. No los relojes suizos carísimos ni las estolas de zorro plateado ni los huevos Fabergé, sino el lujo que está, que flota o te rodea aunque no puedas tocarlo. El aroma del césped recién cortado, el timbre de voz de Neil Young o la fragancia de tu colonia favorita. Qué lujo". "Escribo desde que tenía cuatro años porque me gusta contar cosas, pero escribir de Belleza es contar pequeños relatos de estética, de un cosmos llenos de sueños, que tampoco pueden tocarse, de cómo estar más guapas, más luminosas, más jóvenes. Ah, el eterno femenino, que ya perseguían las etruscas o las momias egipcias. A veces la realidad es demasiado asfáltica, fea o acelerada. Qué gusto contrarrestarla con el aroma de una tostada o la voz, inaprensible y tintineante, de aquella Maria Callas..."

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. angeles

    Nunca he probado ninguna fragancia de esta marca y desde luego que tiene buena pinta.

  2. Ines

    La voy a probar,la has definido de tal manera,que es muy tentadora!!

Deja un comentarioWings for Life World Run, una carrera mundial con fines benéficos