Corporal y facial de Clarins en Le Max Wellness Club del Wellington

la foto (2) baja

Renovarse o morir y la union hace la fuerza. Esta vez, Clarins ha puesto el maridaje entre una experiencia única en tratamientos faciales y corporales y el arte del tacto de las terapeutas de esta firma puntera. Y el Max Wellnes Club  Hotel Wellington de Madrid – que me ha dejado totalmente sorprendida- ha renovado sus instalaciones y ha instalado un spa coquetón, exclusivo, con vistas al cielo de Madrid, único y poquitos socios. Qué buena pareja

Tras pasar por esos elegantones salones me recibe mi esteticista particular, una chica tunecina encantadora con larga experiencia en Clarins. Me enseña una monería de mini estudio para Pilates, una piscina termal, jacuzzi… en pizarra negra con inspiración romana, unas cabinas recubiertas de madera con estilo colonial.

unnamed (3) baja

Comenzamos con tratamiento corporal muy completo. Me cuenta la masajista que Clarins establece un protocolo personalizado en función del estado o tipo de piel. La mía está deshidratada porque no le hago ni caso a la pobre. Empezamos con una exfoliación muy revitalizante en la que se mezclan aceites y distintos productos. Noto esos granulitos que van arrancando las células muertas pero en este caso huele a principios activos de plantas, tomillo, lavanda, y la piel queda como encerada, con un barniz hidratante.

unnamed (2) baja

El masaje es una mezcla de presiones con los pulgares que desanudan tensiones, caricias y movimientos con las yemas de los dedos desde los dedos de los pies hasta el cuello. Se retira todo lo ‘arrastrado’ y se aplica otra combinación de aceites y emulsiones nutritivas que absorbo en un minuto. Me cuentan que retengo mucho líquido. Geniales esas manos profesionales y su masaje drenante.

unnamed (6) baja

Seguimos con un facial también a medida. Me repiten que tengo una buena piel pero muy deshidratada. Exfoliación, retirada, mascarilla muy refrescante, masaje de presión drenante para activar, como en el cuerpo, la circulación linfática. Me recomienda la línea Haute Exigence de Clarins, para pieles maduras, y el Huile Orchidée Bleue para pieles deshidratadas , que es una gloria. El servicio, óptimo; el spa, bonito y acogedor. Y me voy a tomar un aperitivo a un hotel en el que casi siempre te encuentras a algún torero…

Hotel Wellington.

C/ Velazquez, 8.

Tel: 91 5754400.

www.clarins.com

Eva Reuss. "El lujo intangible. Siempre me sedujo, me impactó el lujo intangible. No los relojes suizos carísimos ni las estolas de zorro plateado ni los huevos Fabergé, sino el lujo que está, que flota o te rodea aunque no puedas tocarlo. El aroma del césped recién cortado, el timbre de voz de Neil Young o la fragancia de tu colonia favorita. Qué lujo". "Escribo desde que tenía cuatro años porque me gusta contar cosas, pero escribir de Belleza es contar pequeños relatos de estética, de un cosmos llenos de sueños, que tampoco pueden tocarse, de cómo estar más guapas, más luminosas, más jóvenes. Ah, el eterno femenino, que ya perseguían las etruscas o las momias egipcias. A veces la realidad es demasiado asfáltica, fea o acelerada. Qué gusto contrarrestarla con el aroma de una tostada o la voz, inaprensible y tintineante, de aquella Maria Callas..."

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. angeles

    Ya veo que te han cuidado estupendamente. Clarins es una marca que a mi me gusta mucho.

Deja un comentarioFotos de Colectivo Cinco, otra mirada sobre las bodas