Foodinterest, la primera red social para cocinillas

¿Es usted un foodie o cree que pudiera serlo? ¿Esferifica hasta la leche y emplata las pipas del ‘fúrgol’ sobre pizarritas? Pues, ¡felicidades! Aún humeante y muy jugosa, llega a la gran mesa virtual Foodinterest, la primera red social que alimenta el insaciable apetito cocinilla.

Similar a otras populares mallas en cuanto al aspecto y ‘algoritmización’, Foodinterest focaliza el interés en el gratificante yantar y compartir. El arte de engatusar al paladar, escribo mientras me asedia el recuerdo de infinidad de platos, seguramente sea la mayor sofisticación de lo cotidiano que hemos alcanzado como especie -relativamente- racional. Y por tanto, hay que celebrarla de un modo u otro.

Los aficionados pueden acceder a distintas variantes de la gastronomía publicando sus recetas, subiendo sus vídeos caseros a lo ‘rico-rico’ style y filtrando restaurantes de todo el planeta según diversos parámetros  (preferencias, salud, cercanía, precio, exotismo…). Los restaurantes participan en la red sin coste alguno, y pueden usar la herramienta para darse a conocer, ofrecer descuentos…

Ratatouille-Gusteau-549-1

La aplicación ya está disponible para iPhone y en breve también para Android. El grandísimo chef Gusteau estaba en lo cierto: ‘¡cualquiera puede cocinar!’

Gourmet-21

Jaime Beltrán y José Antonio Salvador son las cabezas visibles tras la red social temática, que ya aglutina 3.000 usuarios en España y Latinoamérica y prepara expansión al mundo adaptándose a  distintos idiomas.

El usuario tiene su ya familiar ‘timeline’ (muro) con las novedades del mundillo gastro a las que se haya suscrito, las recetas de sus amigos, buscador de restaurantes, opiniones, fotos, vídeos y enlaces de toda la comunidad cyber-foodie.  La herramienta es como una gran despensa de la que siempre mana un ingrediente inspirador. Seguro que en Navidad se pone al pil-pil.

Más info en la web de Foodinterest. 

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. angeles

    Habrá que esperar a ver que tal funciona. Todo lo relacionado con la gastronomía me encanta.

  2. Lola Gavarrón

    Somos lo que comemos y cómo comemos

    Así que ya ya estoy entrando…

Deja un comentarioNeotensil, la mirada polimérica de Jennifer Aniston