Odyssee des Sens, velas a la vista

https://www.youtube.com/watch?v=5eKFTrSqwgM

Saca punta a tu vigía, comandante, hemos avistado una nueva vela en el horizonte. Odyssee des Sens es una etiqueta francesa de artesanales perfumadas. El nombre  es toda una declaración de intenciones: invoca una quimera sensorial. Para representarla honrosamente, la línea incluye, claro, la básica gratificación olfativa, pero también la sensual vela de masaje corporal, la vela personalizada o las bolas de cera que admiten una miríada de usos.

Como los niños, y como la mayor parte de la producción del lujo, las velas vienen de Francia y se fabrican con materias primas naturales. Como sólo el ‘auténtico lujo’ consigue, favorecen relajación, hidratación y vitalidad para el cuerpo y la mente.

big_P6050280

Odyssee des Sens maneja (a mano) únicamente cera vegetal sin parafina rigurosamente testada. La artesana mano del hombre, bregando con las distintas variedades de producción en crudo, se traslada a la apariencia de cada vela; no te extrañe que no sean iguales.

Uno puede emprender muchos caminos para la manufactura –no en vano es una Odisea-, pero el destino es siempre el mismo: Roma. Es decir, que la vela se consuma de un modo uniforme, delicado, que propague el aroma al ambiente como un nuevo elemento personal. Volver a casa. 

Para el hogar, además del formato en cera, proponen sprays relajantes a pulverizar sobre la almohada, basados en el tradicional arte de la aromaterapia.

Encuentro especialmente apetecible –así, como previo a la relajación posterior-, la vela de masaje con propiedades cosméticas relajantes y desintoxicantes. Aroma, tacto y la inmersión a un estado mental distinto. Mejor si te la aplica una mano amiga.

Odyssee des Sens se encuentra en spas y hoteles como el Carlton, Marriot o Negresco, en restaurantes, floristerías y en su tienda propia en Aigues Mortes (Francia) 

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 comentarios

  1. Ana

    No concibo una reunión de amigos sin velas. Mejoran las conversaciones 🙂

  2. angeles

    Me encanta el olor que dejan las velas. Estas no las conocía.

  3. Rmaria Camacho

    Me encantan las velas siempre tengo en casa!!

  4. Ana González

    Me gusta el fenómeno de que las floristerías vendan también velas

    En España es cada vez más frecuente

    Ambas embellecen el hogar

  5. Lola Gavarrón

    A mí me seducen todas las velas y éstas no las conocía

    Estupendo “chivatazo”

Deja un comentarioLacoste Live, nueva perspectiva creativa