Locas por los tacones, hasta la adicción

Compeed-Infografía

El folclore español es muy amante del taconeo y el zapateo. Las ilustres hijas de la Iberia actual, también. Compeed ha realizado un estudio sobre la ‘’ de la española al complemento de marras. Y las cifras expresan, en toda su fría realidad, la ardorosa y descarnada inclinación que nos conduce a adquirir OTRO disparatado par más.

Véndemelo, que no es pa’ mí, que es pa’ otra, que se está quitando…

christina

Es Christina Aguilera, pero podrías ser tú

Si te dijera que en tu zapatero de toda una vida, puedes llegar a trasegar más de 644 pares, ¿te asustarías?

Pues espera, porque lo más sorprendente no es la acumulación compulsiva, sino que llegamos a relegar hasta 230 pares. Esto viene a equivaler, y ahora sí que llega el escándalo, a 13.340 euritos desperdiciados en que nunca llegan a la pista de baile. Si no se te ocurren alternativas en las que apoquinar esa pasta, echa un ojo a la infografía que encabeza este post.

Las razones para tanto desatino te resultarán familiares. Condenamos los zapatos que nos hacen daño, los imposibles, los que nos hacen descubrir que necesitamos ir al podólogo corriendo, o mejor en autobús.

Aun así, el corazón es débil, seguimos desoyendo nuestras propias negaciones para volver a comprar los ‘taconazos‘ que sabemos que nos va a machacar. ¿También te ves identificada? No estás sola. El 86% de las encuestadas reconoce sentirse más femenina cuando los usa, y un 60% se siente más segura.

Aparte de la abstinencia, también existen las soluciones a problema creado

Aparte de la abstinencia, también existen las soluciones a problema creado

La psicóloga Emma Kenny lo explica así: “La confianza es un valor al que todos aspiramos, porque nos hace sentir felices y nos permite dirigir el control de nuestras vidas. Por esta razón, tiene sentido que invirtamos en cosas que nos ayudan a alimentar este sentimiento. Los resultados muestran que el 60% de las mujeres españolas están de acuerdo con esta afirmación y es por ello que ven los zapatos como parte integrante de las compras importantes que hacen normalmente. La confianza que las mujeres ganan al comprar zapatos ayuda a explicar la suma importante de dinero que se gastan en ellos a lo largo de su vida”.

La furiosa pasión compradora del zapaterío se antepone, en algunos casos, al desarrollo de una vida social placentera, como salir una noche de fiesta (28%), mantener íntegra la batería de cuidados de belleza (26%) o sencillamente, comer (7%)

¿Asistiremos a la formación del ‘Proyecto Mujer’? 

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 comentarios

  1. Pingback: Tacones, dolor y gloria – Maria  Buitrago Villalobos

  2. Silvia

    Hay quien sostiene que la afición a los zapatos es un signo de feminidad

  3. Lola Gavarrón

    ¡Algo tendrán los zapatos cuando a Cenicienta se le ofreció un Reino si cabía en uno de ellos !!!!

Deja un comentarioFrambuesas, cata de aromas y colores