Black Opium de Yves Saint Laurent, la última fragancia negra

Recuerdo aún con emoción el lanzamiento del primer Opium, allá por 1977, como un auténtico bombazo, todo un happening que revolucionaría el mundo de las fragancias. Suponía un carpetazo al liderazgo de los perfumes florales más o menos intensos para entronizar no sólo a una nueva familia de esencias, sino a todo un estilo de vida diferente. Treinta y siete años después la estela continúa y surge el último vástago de la saga: Black Opium.

1977-Jerry-Hall

Imagen de la primera campaña de Opium con Jerry Hall en 1977

Opium nacía en busca de una mujer liberal, que ya no se dejaba domar por los vaivenes de la moda: quería ser fiel a sí misma. Esa nueva mujer se alistaba encantada a la familia de esencias orientales especiadas que ofrecía Opium, un nombre que ya de entrada se atrevía a mencionar a la droga asiática más antigua. Era muy sensual, incluso afrodisíaco según confesaban muchas mujeres. Su envase, en aquel color terracotta, tampoco se parecía a ningún otro, parecía salido de Las mil y una noches y se convirtió en un objeto de culto hasta el punto de que mi madre y otras muchísimas viajaban a Andorra para comprarse el collar,  el cordón negro, que aún tengo, del que colgaba el frasquito en pequeño.

Después, la estela de la versión masculina, Belle de Opium… hasta llegar a este perfume negro, Black Opium, con un envase negro y acabado glitter bastante misterioso. Ya habíamos probado antes otras fragancias cuyo frasco se había contagiado de la magia y el enigma del negro:  Karl Lagerfeld pour homme, Boss nuit pour femme, Bulgari Black Jasmin, Black XS de Paco Rabanne, y tantos otros, Noir de Noir…. Como decía Saint Laurent, que se sentía fascinado por este color, “el negro es la plenitud”. Y creo que también la falta de inocencia y cierta provocación…

Black Opium de .

Sus notas de salida son la flor de azahar del naranjo y la pera; las de corazón, el café y el jazmín y el fondo, la vainilla, el pachuli y el cedro.

Black Opium llegó a casa en una caja llena de granos de café, una esencia que también estuvo presente, aunque no con tanto protagonismo, en A Men y Ice Men, de Thierry Mugler, en L´eau du navigateur, de L´artisan parfumeur, en Ilaeja, de Le monde en parfum…. Recordemos que el aspirar el aroma de los granos de café limpia la nariz y es utilizada por los ‘nariz’ para eliminar los restos de cualquier esencia de la pituitaria antes de probar la siguiente.

Precio: 86,59 euros/50 ml.

Edie Campbell es la modelo británica de la imagen de campaña, que comienza este mes. En los anuncios aparece camaleónica, con el pelo corto y muy oscuro, con un estilo vanguardista que parece abanderar a una generación de vanguardia. Los creadores de la fragancia: Nathalie Lorson, Marie Salamagne y Olivier Cresp y Honorine Blanc. Una nueva aventura para mujeres que no se conforman y que no formarían parte nunca de ese club de chicas que nunca han roto un plato.

¡Viva la diferencia!

Eva Reuss. "El lujo intangible. Siempre me sedujo, me impactó el lujo intangible. No los relojes suizos carísimos ni las estolas de zorro plateado ni los huevos Fabergé, sino el lujo que está, que flota o te rodea aunque no puedas tocarlo. El aroma del césped recién cortado, el timbre de voz de Neil Young o la fragancia de tu colonia favorita. Qué lujo". "Escribo desde que tenía cuatro años porque me gusta contar cosas, pero escribir de Belleza es contar pequeños relatos de estética, de un cosmos llenos de sueños, que tampoco pueden tocarse, de cómo estar más guapas, más luminosas, más jóvenes. Ah, el eterno femenino, que ya perseguían las etruscas o las momias egipcias. A veces la realidad es demasiado asfáltica, fea o acelerada. Qué gusto contrarrestarla con el aroma de una tostada o la voz, inaprensible y tintineante, de aquella Maria Callas..."

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. angeles

    Este nuevo no lo he olido pero el antiguo me encanta y a lo largo de los años lo he utilizado algunas veces.

Deja un comentarioViktor & Rolf echan el lazo a Bonbon