‘El último adiós de Bette Davis’, en el Festival de Cine de San Sebastián

Hace poco, comiendo tacos con mujeres preclaras –no todas lo son, pero éstas sí-, hablábamos de la costumbre mexicana de contabilizar los años de difunto. “Mi hermana ya tiene 7 años de muerta”, expresan sin pudor ni turbulencias, en su saludable relación con El Gran Kaput.

De Bette Davis deberíamos llevar la cariñosa cuenta del tiempo que pasó a ‘mejor vida’. ¡Cómo se echa de menos una dama con tantísimo atractivo! Con esa mirada displicente, amarga y sardónica, y esa disposición para soltar un acertado exabrupto existencial entre volutas de humo. Tan ágil que parecía que se hubiera escrito las agudezas ella misma.

Cartel_El_ultimo_adios_de_Bette_Davis

Este mismo año, la Davis nos cumple 25 de muerta. Para rendirle merecido tributo, se estrena en el Festival de Cine de San Sebastián el documental El último adiós de Bette Davis, dirigido por Pedro González Bermúdez. La cinta refleja la última visita de la actriz a la capital guipuzcoana en 1989, a sus todavía lúcidos 81 años, con motivo del homenaje que iba a recibir.

¿Cómo olvidar a este ‘monstruo’, si elevó a lo sublime películas encomiables de por sí como Eva al desnudo o ¿Qué fue de Baby Jane?? Bette Davis no es una simple intérprete. Es un tótem.

Bette-Davis

Artista, obrera hasta el último día, emprendió un viaje de varias jornadas desde Los Ángeles, con escalas en Nueva York, París y Biarritz.

Una vez en San Sebastián, planificó al detalle todas sus apariciones públicas. Desde la entrega del premio a la rueda de prensa, envuelta en el humo sin ley de sus cigarrillos y colmada por el recuerdo de su carrera.

Permaneció unos días más en San Sebastián, hasta que se encontró mal y fue trasladada en un vuelo especial al Hospital Americano de París. Falleció unos días después.

Para nosotros, queda la admiración eterna por su trabajo en el cine, su profunda huella. La gente a quien sentimos cercana tiene eso: que nunca se va porque la muerte le sienta bien y bulle con ganas, como en vida.

El último adiós de Bette Davis. Estreno en el 62 (sección Zabaltegi).

 Emisión en TCM el 6 de octubre a las 22:00

 

 

 

 

 

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 comentarios

  1. Fini

    Magnífica actriz. Para mi siempre será “La Loba”

    Saludos

  2. angeles

    Hace años era mi artista preferida y me encantaban todas sus películas. Era impresionante¡¡¡¡

  3. Towanda

    Sería por el rictus de mala baba y por no rendirse al servilismo de la sonrisa-sin-ganas, querida Lolette. También la pobre Kathy Hepburn era ‘veneno para la pantalla’ y menudo carrerón se marcó la amiga.

  4. Lolette

    Nunca supe porqué tenía fama de “mala”

    Con lo genial que era. Los genios están por encima de todo eso…

Deja un comentarioBeauty Clinic, suplementos de belleza