Neumáticos Bridgestone, seguridad y wellness

Foto: Eduardo López

Foto: Eduardo López

¿Qué es llevar un estilo de vida ?” Te lo digo enseguida: wellness es bienestar. Wellness es seguridad. Suena bien, sobre ruedas… Bridgestone me llevó rodando a un circuito de conducción, muy cerca del Hotel Villa Padierna y las Termas de Carratraca; circuito detox de aguas minero-medicinales para ahogar el estrés.

Cada vez que quiero comprarme unos zapatos, echo a rodar la maquinaria. En qué estación estamos –importante-, con tacón o sin, me gasto mucho (y me duran más) o invierto menos (y los desgasto en dos temporadas). Esas cuitas extenuantes.

Con el sucede lo mismo. Cada cierto tiempo necesita nuevos asideros con el asfalto que garanticen el bienestar y la donosura de los ocupantes. Y, como en el caso de los zapatos, normalmente hay una correlación directa entre inversión y calidad.

Estos días he probado las ruedas que fabrica Bridgestone, marca japonesa puntera, en un alucinante circuito de conducción. Hasta a mí, profana y atea, me ha sorprendido la versatilidad de un producto que se maneja sobre suelo mojado, además de responder perfectamente a las órdenes humanas ¡incluso estando pinchado! Sin duda el ‘calzado’ para automóvil de la temporada otoño-invierno. No es broma: hay modelo de invierno, obligatorio en países civilizados (me perdonan la gracia) como Alemania y tan necesario en climas fríos y húmedos, como todos los españoles de la meseta hacia Francia.

Apetecibles, atemporales, glamourosos y muy it, también, para darle al viaje en carretera ese añadido de seguridad que nunca pasa de moda. Míralos con nuevos ojos, son feos y toscos, pero te pueden salvar la vida. Y llevarte a lugares mágicos y gratificantes, como las Termas de Carratraca, donde también atracamos el utilitario dispuestas a prepararnos para la conducción temeraria. Una relación de actividades de lo más wellness.

Foto: Eduardo López

Foto: Eduardo López

El Hotel Villa Padierna aloja las Termas. Se enclava en Carratraca, un pequeño y encantador pueblecito sito al sur de nuestro pintoresco, carismático, y variado país. En Málaga, concretamente.

Las virtudes de este palacete reconvertido a Hotel Boutique, son muchas. Me detendré únicamente en las que suceden a remojo, en las aguas mineromedicinales sulfuradas (cargadas de azufre), cálcicas y magnésicas que acumulan en su detox.

Estas aguas sulfuradas remineralizan el cuerpo, tienen un notable efecto relajante y desintoxicante, además poseen una pequeña actividad radiactiva, la justita para resultar benéfica. Muy curativas.

IMG_0935

Foto: Eduardo López

La principal absorción se da por vía tópica y también oral. Los programas detox del Villa Padierna recomiendan una serie de circuitos termales acompañados de dieta y la ingestión del agua ‘bendita’ para tratar problemas de la piel, digestivos e incluso de fertilidad.

La única pega es el aroma a huevo podrido. Qué le vamos a hacer, de algún sitio tenía que nacer la ingrata mitología del demonio y su azufrado halo infernal.

En cuanto te acostumbras y te sumerges en el tema, sólo percibes las gratas consecuencias. El impactante deshinche físico de los líquidos y abotargamientos del sedentarismo. Con el tiempo necesario, los saludables efectos de la eliminación de toxinas. A muy corto plazo, una relajación celestial.

Foto: Eduardo López

Foto: Eduardo López

Muy cerca de Carratraca se encuentra el circuito Ascari, el ‘Race Resort’ donde tuve la oportunidad de poner a prueba la envergadura de los neumáticos Potenza S001 de Bridgestone.  Relajada incluso al volante, di buena cuenta de la tecnología Run Flat, responsable de que un pinchazo en la rueda sea tan baladí como que se estampe un mosquito en la luna. Estos neumáticos permiten la circulación con rueda pinchada hasta 80 km de distancia y a 80 km/h. Sorprendente. Y económico. La figura de la rueda de repuesto desaparece del escenario. Y los engorrosos cambios en mitad de la carretera.

IMG_0980

Foto: Eduardo López

Los neumáticos se agarran a la vida con uñas y dientes. Otra de las pruebas consistió en un veloz slalom muy ‘Two fast, two furious’ seguido de una inmersión sobre suelo mojado en el que las ruedas se clavaron al suelo. Esas cosas redondas y negras, no el pie humano echándose desesperado al freno. Respuesta inmediata y mecánica, como se necesita en una situación arriesgada. Calidad de vida, lo llaman.

Foto: Eduardo López

Foto: Eduardo López

Bridgestone calza el tipín de BMW o Lotus, entre otras casas. Se pueden adquirir independientemente para cada ‘bebé’, de la firma que sea, en talleres y concesionarios. 

Villa Padierna Thermas Hotel

Antonio Riobó, 11

29551, Carratraca, Málaga

Tel: 952 48 95 42

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 comentarios

  1. Julia

    Esto de las ruedas coche es muy serio porque comprometes también la seguridad de los demás !!!

  2. Charo

    Me apunto a cambiar los neumáticos de mi coche si ello me lleva también a ese lugar de maravillosas fotos

  3. angeles

    Los neumáticos de mi coche son de esa marca y desde luego me encantaría visitar el Hotel Villa Padierna.

  4. Pilar

    Yo soy una devota de cuidar las ruedas de los coches tanto o más que mis zapatos

  5. Lolette

    ¡Caramba! ¡Qué experiencia tan interesante!!!

Deja un comentarioShiseido crea Ultimune, concentrado de inmunidad