Golden Shock de Dior, colección Navidad 2014

Casi todas las marcas de lujo lanzan cada año su edición limitada de maquillaje para Navidad, pero no sé si alguna homenajea tanto siempre al oro en estado puro, eléctrico y metálico como . Su colección para Noel 2014 se llama Golden Shock  -de nuevo el metal noble- y está llenita de tonos irisados, iridiscentes, metálicos, tornasolados, glitter, pailleté….

Un guiño a los juegos de luces de los árboles de Navidad. Glamourrrrrrr

No sé cómo se llama la modelo-imagen de la colección, pero a mí me recuerda a la exquisita Beatrice Borromeo, la novia de Pierre Casiraghi, el hijo pequeño de Carolina de Mónaco. Rubita botticelliana, sin estridencias, italianizante, con las manos muuuy largas. Lo que más me ha gustado de la colección es la polverita de bolso con unos polvos compactos metalizados que llevan en relieve la rosa de los viento en homenaje a los mosaicos del castillo de la Colle Noire. Este castillo situado en la Provenza-Alpes-Costa Azul, imponente, era propiedad de Christian Dior y allí veraneaba. Ya le dedicó también su Eau Noire, una interpretación de la lavanda en aquellos parajes que refleja la atmósfera del castillo.

Diorific Golden Shot poudre compacte lumière d´or en dos tonos: Gold Shock y Pink Shock. Precio: 65, 50 euros.

Diorific Golden Shock

Muy atrevido es el esmalte de uñas con efecto de purpurina, de hojas doradas que se han quedado adheridas a las uñas para noches beatlelianas (Qué noche la de aquel día…) y diferentes. Además, la línea incluye un rojo heavy, un perlado de chica buena, un marrón smoky y un cobre-bronce que no recuerda a ninguno que hayamos probado. Su objetivo: electrizar la manicura.

Diorific Golden Shock Top Coat Feuille d´or, Mirror, Gold equinoxe, Shock y Smoky. Precio: 24 euros.

Sobre los párpados, órdago otra vez al afecto metálico y muy brillante. Hay platino, oro escarchado absolutamente ‘christmas’, gris acero, lentejuelas, ciruelas, colores evanescentes. Para jugar a ser otra y mezclar colores insospechados. A mí me parecen hasta comestibles, pero jamás para día.

Diorshow Fusion Mono en dos combinaciones de cinco tonos: Golden reflections y Golden shock. Precio: 60 euros.

Lipstick, siempre el toque final antes del perfume. Muy original el haber incluido dos colores en cada barra para jugar con las intensidades. Barras de labios bicolor: un color puro, mate y otro cómplice. Rojo carmín, rosa candy, coral o Borgoña, siempre bañados o iluminados de oro.

Diorific Golden Shock en seis dúos de tonos: 24 euros.

https://www.youtube.com/watch?v=hwOomwNvGj4

Una edición limitada, en fin, para jugar a ser burbujita Freixenet, a llenarse de lucecitas para encender el 2015, que falta hace después de un 2014 de color grafito. Feliz pre navidad con este anuncio tan scintillante, que dicen los franceses.

Eva Reuss. "El lujo intangible. Siempre me sedujo, me impactó el lujo intangible. No los relojes suizos carísimos ni las estolas de zorro plateado ni los huevos Fabergé, sino el lujo que está, que flota o te rodea aunque no puedas tocarlo. El aroma del césped recién cortado, el timbre de voz de Neil Young o la fragancia de tu colonia favorita. Qué lujo". "Escribo desde que tenía cuatro años porque me gusta contar cosas, pero escribir de Belleza es contar pequeños relatos de estética, de un cosmos llenos de sueños, que tampoco pueden tocarse, de cómo estar más guapas, más luminosas, más jóvenes. Ah, el eterno femenino, que ya perseguían las etruscas o las momias egipcias. A veces la realidad es demasiado asfáltica, fea o acelerada. Qué gusto contrarrestarla con el aroma de una tostada o la voz, inaprensible y tintineante, de aquella Maria Callas..."

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentarioBabylights, la nueva generación de mechas