Método Odoncore, cuando la salud empieza por la boca

dolor-espalda-metodo-odoncore

Corregir la postura del paciente desde una visión multidisciplinar y con ello mejorar el funcionamiento de su organismo y, en definitiva, su salud. En el método Odoncore es necesaria la puesta en común de diferentes profesionales que elaboran un tratamiento absolutamente personalizado y que, en la mayoría de los casos, comienza por la boca.

Ayer estuvieron en Madrid, llegados desde San Sebastián -si, el método es un invento vasco- los miembros del equipo artífice de esta interesante manera de abordar la salud. Todo comenzó cuando hace unos 10 años vieron que con una simple férula en la boca, eran capaces de enderezar a una persona y acabar con dolores lumbares, de cabeza, cervicales

metodo-odoncore-dolores-espalda

Llegaban a su consulta pacientes con dolores crónicos, rebotados de consulta en consulta que habían probado de todo. Pacientes, por ejemplo, con un dolor de cuello persistente que mejora a temporadas pero siempre vuelve. Comenzaron a trabajar en su consulta, con un equipo de profesionales de distintas disciplinas -dos odontólogos, dos quiroprácticos y un entrenador personal– abordando los problemas con una visión global y haciendo tratamientos personalizados. Su manera de trabajar se ha terminando convirtiendo en un método patentado: Odoncore.

El método se basa en el conocimiento de la relación que existe entre el sistema estomatognático y la columna o lo que es lo mismo, que la maloclusión dental afecta al cuello, columna y pelvis y viceversa, la posición de la columna puede afectar a la oclusión. Por eso trabajan de manera conjunta atendiendo a los problemas de la boca y de la columna de forma coordinada, así como a la necesidad de ejercicios y estiramientos adecuados para la corrección postural.

El tratamiento comienza en la consulta quiropráctica, donde se realizan pruebas diagnósticas y una entrevista. De ahí, se deriva a la consulta del dentista, donde se hace un estudio de la boca. Con todos los datos recogidos, se planifican de forma personalizada las fases del tratamiento: numero de ajustes quiroprácticos, sesiones de tratamiento miofascial con láser frío y estimulación eléctrica, así como ejercicios específicos dirigidos a la corrección postural y se realiza la férula.

Uno de los puntos claves para conseguir un tratamiento tan personalizados está en el escáner corporal en 4D Diers con el que realizan el diagnóstico. Tecnología alemana y puntera que permite la medición exclusiva de posturas y superficies para el análisis de la columna vertebral en dinámica. Pero además, como es totalmente inocuo, permite medir tantas veces como sea necesario para seguir la evolución del tratamiento, a diferencia de los rayos X. De hecho, se creó para el seguimiento de niños con escoliosis, están en fase de crecimiento y no es conveniente radiarlos.

Se pueden beneficiar de este tratamientos pacientes de cualquier edad con dolores lumbares, postura asimétrica, dolor en las articulaciones, maloclusiones, cefaleas, dolor de cara, dolor cervical… Cualquier persona con síntomas derivados de una mala postura. Aunque por el momento sólo se realiza en San Sebastián, el método comenzará pronto a estar en consultas de toda España.

Centro Quiropráctico Agote (calle Hernani 29-1º y calle Hernani 2-1º) y Clínica Dental Larrínaga (calle Loyola 8-1º). Tel.: 943 42 95 69.

Precio: desde 1.500 euros (incluye el tratamiento así como consulta de mantenimiento y revisión durante un año).

Malva Rico. "Desde pequeña quise ser periodista y trabajar en un informativo, y lo conseguí. Los primeros pasos los di en Radio Nacional y después pasé por Televisión Española, la radio me cautivó y desmitifiqué la tele. Por casualidades de la vida llegué al mundo de la belleza para quedarme. Intento tener una visión crítica de este universo de cremas y fragancias embriagadoras, pero cuando la pierdo, siempre tengo a Pepito Grillo cerca que vuelve a ponerme en mi sitio".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. angeles

    De momento aún no sufro ningún dolor de este tipo aunque con el tiempo no lo descarto por la cantidad de horas que me paso delante del ordenador.

Deja un comentarioEntrevista con Miriam de Ungría