Cómo prevenir unos pies machacados por los tacones

Ilustración: Magalie Fourtrier

Pobres olvidados y maltratados. Los soportan el peso diario de todo el cuerpo y de los que los torturan sin rechistar. Son la oveja negra a la hora de cuidado y tratamientos. Una firma francesa, Sénev, ha decidido echar un órdago y dedicarles una maxi línea de productos para cuidarlos como se merecen. Acaba de aterrizar en España en el centro Le Pétit Salon. Y un centro especializado, Avan Clinic, nos propone el tratamiento ‘no más dolor de tacones.

Encima tenemos ya las comidas, cenas y bailongos navideños de empresa, amigas, amigos invisibles, familia a la que te apetece ver y a la que no. Nadie se libra de más maquillaje, pelu y tacones. Sí, tacones responsables del famoso refrán de ‘para presumir hay que sufrir’ y que causan muchas más dolencias y malestar de lo que pensábamos. En 2009, Céline Archer, creadora de la línea francesa Sénev, especializadísima en el cuidado de manos y pies, iba de farmacia en farmacia buscando sin éxito algo más que una ‘hidratante’ para sus doloridos pies. Como no la encontraba decidió crear todo un mundo de relax, ayuda y bienestar para la parte más arrastrada de nuestro cuerpo. Desde la poción emoliente Abracada pieds a una exfoliante expres, limas de la pera limonera, sticks para las ampollas producidas para tacones y zapatos incómodos….

Ilustración: Magalie Fourtrier

Poción emoliente Abracada pieds de Sénev . Precio: 9.50 euros. Gommage expres talons neufs. Precio: 14.50 euros. Gant de gommage. Precio: 7.90 euros. El rolls de las limas. Precio: 7.90. Stick anti ampoules. Precio: 8.50. Gelée fraîcheur. Precio: 12.50. Stilet de reflexologie. Precio: 6.20. Crème nourrisante. Precio: 13.50. Coffre. Precio: 28. euros. Todo de Sénev.

Además, como la abuela de Céline era tailandesa, recuerda los masajes de pies que les aplicaba de pequeños, frotando y frotando. Así que ha incorporado también todo un protocolo de masajes basados en la reflexología tailandesa, es decir, en el objetivo de buscar bienestar sin buscar un efecto necesariamente terapéutico. Ya sabemos que, para la reflexología, cada parte del cuerpo se refleja en un lugar concreto llamado zona refleja. Al estimular la zona se envía un mensaje al órgano correspondiente y se incita a reequilibrarlo. Pero el ‘he probado’ de  este más que prometedor protocolo de belleza y bienestar integral de pies en Le Pétit Salon me lo guardo para otro día.

“Cada llegan más ejecutivas por el centro con los pies hechos polvo confesándonos que las echan si van a trabajar sin tacones“. Vemos muchísimas fascitis plantar (inflamación de la fascia o envoltorio que recubre la musculatura del pie), y por eso hemos creado el tratamiento ‘no más dolor de tacones’, me cuenta Daniel Fernández, director de Comunicación de Avan Clinic. Consiste en un masaje manual para movilizar la metatarsia y la fascia; y después, radiofrecuencia Indiba, un gran antiinflamatorio y analgésico. “Se multiplican los pacientes que vuelven. Buscamos el tratamiento preventivo, tratar el pie cuando empieza el dolor; es mucho más fácil que cuando el daño ya está hecho”, dice con razón Daniel Fernández. Que me lo digan a mí que sigo con mi fascitis…

Avan Clinic. Sesión de ‘no más dolor de tacones’. Precio: 45 euros.

Paseo de la Habana, 39. Madrid. www.avanclinic.es

Eva Reuss. "El lujo intangible. Siempre me sedujo, me impactó el lujo intangible. No los relojes suizos carísimos ni las estolas de zorro plateado ni los huevos Fabergé, sino el lujo que está, que flota o te rodea aunque no puedas tocarlo. El aroma del césped recién cortado, el timbre de voz de Neil Young o la fragancia de tu colonia favorita. Qué lujo". "Escribo desde que tenía cuatro años porque me gusta contar cosas, pero escribir de Belleza es contar pequeños relatos de estética, de un cosmos llenos de sueños, que tampoco pueden tocarse, de cómo estar más guapas, más luminosas, más jóvenes. Ah, el eterno femenino, que ya perseguían las etruscas o las momias egipcias. A veces la realidad es demasiado asfáltica, fea o acelerada. Qué gusto contrarrestarla con el aroma de una tostada o la voz, inaprensible y tintineante, de aquella Maria Callas..."

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. Luz Maria

    Me encantaria probaar estos productos. Me pongo tacones de vez en cuando 🙂

  2. angeles

    Yo nunca me pongo tacones. excepto en las bodas, todo lo más en mi vida diaria de 5 cms.

Deja un comentarioEl rostro de un perfume