Abel Organics, un perfume que se puede beber

abel-organics-perfume-organico-que-se-bebe

Regalos de Reyes que aparentemente entran dentro de lo típico. El clásico perfume se convierte en un aroma bebible unisex con el que puedes hasta brindar estas Navidades. Abel Organics es una fragancia elaborada con ingredientes 100% orgánicos, un Eau de Parfum tan natural, que incluso se podría beber.

abel-organics-perfume-que-se-bebe
Abel lleva el concepto de orgánico al límite. Su creadora, Frances Shoemack, una enóloga neozelandesa, quería crear un perfume de la misma manera en que se desarrolla un vino. Así, ha nacido una fragancia con añada, como los mejores caldos, sus ingredientes se recolectaron en 2013 y una vez macerados con la alquimia del perfume, nació Abel Organics Vintage´13, en una edición limitada de solo 2.000 unidades numeradas. La fragancia mantendrá siempre la misma fórmula, pero cada año, la naturaleza, modificando las cosechas a su gusto, marcará las diferencias en el perfume, como en el vino.

Un aroma unisex diseñado en colaboración con el perfumista Isaac Sinclair. En sus notas de salida clavo y pimienta negra, en el corazón jengibre, bergamota y tomillo. Y en el fondo, sándalo y vetiver.

Orgánico en su contenido y en el continente. La marca no deja nada al azar y el frasco está realizado con cristal reciclado. Pero además, el soporte de madera que lo envuelve, es muy versátil y le puedes dar una segunda vida como objeto decorativo, de papelería, servilletero

abel-organics

Este perfume marca el origen de la firma Abel Oganics, concebida en Auckland, fundada en Amsterdam, fraguada en Sâo Paulo, elaborada en Mexico y mezclada en Nueva York. A esta primera fragancia se sumará próximamente otro perfume y más productos.

Lo puedes encontrar en Laconicum.com

Precio: 115 euros / 50 ml.

Malva Rico. "Desde pequeña quise ser periodista y trabajar en un informativo, y lo conseguí. Los primeros pasos los di en Radio Nacional y después pasé por Televisión Española, la radio me cautivó y desmitifiqué la tele. Por casualidades de la vida llegué al mundo de la belleza para quedarme. Intento tener una visión crítica de este universo de cremas y fragancias embriagadoras, pero cuando la pierdo, siempre tengo a Pepito Grillo cerca que vuelve a ponerme en mi sitio".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentarioLa paradoja de la obesidad