A* MEN Ultra Zest de Thierry Mugler, cítrica masculina

Soy la mujer ideal para escribir este post porque, después de 30 años probando fragancias, concluyo que sin duda lo mío son las cítricas. Me dan subidón. Bienvenida, A* MEN Ultra Zest, de ,  para esos hombres que piensan, como yo, que el aroma a cítricos da optimismo y dulzor, frescor, energía y estela mediterránea.

La verdad es que las últimas tendencias de colonias masculinas no han sido nada fresquitas. Mucho almizcle, mucho ámbar, mucho poso oriental y demasiada sofisticación. Prefiero al hombre de pantalón chino y polo, recién duchadito y que huela a frutas, a limpio. Eso no quiere decir que no tenga testosterona y pelo en el pecho, mi querida Isabelle Picou, pero se han pasado un poco ultimamente con el hombre que huele barroco, recargado, que se hace notar allí donde esté. Me quedo encantada si vuelven esas esencias tipo el Eau Sauvage de Dior , aquel Egoïste de Chanel, las Penhaligon´s…  A* MEN es una fragancia muy desenfadada, deportiva sin ser un agua de colonia fresca y punto, que entra en el rollito tan de moda del superhombre, superhéroe de espíritu aventurero que lleva su colona en la mochila o en el trolley de viaje. De un hombre con marcha, que necesita energía.

Tiene zumo de mandarina mezclado con sanguina, jengibre, menta piperita, mmm, canela, café y pimienta negra. Un coctel de lo más rebelde, y también un poco de vainilla (me empalaga la vainilla), pachuli y haba tonka (me informo y compruebo que el haba tonka es una semilla de un árbol de legumbres que se da en la América tropical). El frasco ya no es el de caucho de siempre y ahora es de una naranja casi fosforito hasta ahora reservado a las mujeres al que también doy el welcome estival. Vitalidad desde por la mañana. Esta fragancia amaderada hespéride está diseñada por Jacques Huclier y Quentin Bisch. Que le voy a hacer si yo nací en el Mediterráneo...

A*MEN Ultra Zest, eau de toilette, vaporizador no recargable, edición limitada 2015. Precio: 74 euros.

 

 

 

Eva Reuss. "El lujo intangible. Siempre me sedujo, me impactó el lujo intangible. No los relojes suizos carísimos ni las estolas de zorro plateado ni los huevos Fabergé, sino el lujo que está, que flota o te rodea aunque no puedas tocarlo. El aroma del césped recién cortado, el timbre de voz de Neil Young o la fragancia de tu colonia favorita. Qué lujo". "Escribo desde que tenía cuatro años porque me gusta contar cosas, pero escribir de Belleza es contar pequeños relatos de estética, de un cosmos llenos de sueños, que tampoco pueden tocarse, de cómo estar más guapas, más luminosas, más jóvenes. Ah, el eterno femenino, que ya perseguían las etruscas o las momias egipcias. A veces la realidad es demasiado asfáltica, fea o acelerada. Qué gusto contrarrestarla con el aroma de una tostada o la voz, inaprensible y tintineante, de aquella Maria Callas..."

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. angeles

    Los perfumes de este diseñador nunca me han llamado la atención.

Deja un comentarioShu Uemura firma una colección junto a Yaz Bukey