He probado corporal orgánico para embarazadas

La Esperanza I, Klimt

La Esperanza I, Klimt

Andaba yo fatigada, cejijunta y en uno de esos días en que el primavierno no termina de posicionarse hacia el lado amable de la vida, cuando acudí a Jade Organic, sito en la planta baja del Instituto Kors, a probar uno de esos ‘mimos’ para embarazadas que tan esforzadamente  catamos arriesgando nuestras carnes. Lo mismo nos tragamos una crema emponzoñada –poquísimas veces- que paladeamos néctar y ambrosía.  Ésta ha sido de esas últimas. Y además orgánica, ‘fetofriendly’  y con todas las garantías de placer y serenidad que se le presuponen a una cabina profesional.

Va por ustedes.

Jade-Organic-Beauty-

Cualquier época es buena para observar lo que nos ponemos sobre la piel. Y si se siente la coacción ayuda de un ‘alien’ absorbiendo lo mismito que nosotras, ¡con más razón!, puesto que, según aseguran los expertos, el 60% de los componentes que aplicamos pasan directamente al torrente sanguíneo.

El corporal ‘Ritual spring’ de Jade Organic tiene como objetivo activar el sistema circulatorio, tonificar, nutrir la piel e incrustarle una buena dosis de antioxidante vitamina C. Todo esto acompañado de manualidad fina, nada de aparatos, y con alimento de origen biológico. La firma Krous, elaborada con plantas orgánicas siberianas, articula su poderío en la adversidad de ese inhóspito clima dado que las plantas generan sus propios mecanismos de defensa y conservación para sobrevivir.

Exfoliacion

Para preparar el terreno, un peeling ‘helado’ –el nombre no se corresponde con la sensación- a base de azúcar, milenrama orgánica, aceite de pepitas de frambuesa ártica, menta silvestre y Taimyr Siversia; refrescante cocktail bio que ayuda a drenar las toxinas acumuladas y estimulan la síntesis de colágeno.

A continuación, una envoltura de piernas y abdomen con aceite de Oblepikha, un gustazo olfativo que además es 15 veces más rico en vitamina C que la naranja.

Masaje-Reductor-

Tras unos minutos envuelta y absorbiendo, llega la guinda en forma de masaje con aceite de ozono, que combina aceites de aguacate, nueces de macadamia, jojoba, almendras dulces y argán. Sí, es la cima del protocolo gracias al contacto piel con piel, siempre tan benéfico y relajante. Sí, toda la cosa siberiana en general alaba nuestras sensibles pituitarias de gestantes. Y sí, una vez desciendes y te palpas, descubres una piel tan suave que parece recién hecha. La sensación de ligereza del cuerpo es notable.

Pros: cada paso se realiza sobre la camilla, sin necesidad de pasar por la ducha para retirar restos de producto.

Contras: si no tienes el tiempo para sumergirte al final en la bañera con sales, sales pelín pegajosa. Aunque bienoliente un rato.

Precio: 125 minutos / 110 euros.

Bono 6 sesiones: 540 euros.

 

Instituto Kors

C/ Andrés Mellado, 3

28015 – Madrid

Tel: 915 44 70 56

 

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 comentarios

  1. Rmaria Camacho

    Es un buen caprichazo…que chulo!!

  2. Iuliana Andreea Munteanu

    Siempre tenemos que darnos algún capricho, nos lo merecemos 🙂

Deja un comentarioTest de prueba, Miracle Cushion de Lancôme