Almizcle, el gran seductor

ciervo almizclero almizcle

El es una de las sustancias más empleadas en la creación de perfumes. Sin duda, una de las notas más sexys de la perfumería. Su uso ha sido muy apreciado a lo largo de la antigua y moderna. Y ahora vivimos una moda muy especial en torno a los aromas almizclados, con ese toque “musk”, que continua seduciendo y conquistando nuestro olfato.

Es el más fuerte y tenaz de los olores conocidos, y por eso se emplea mucho en perfumes en los que su presencia, si no es demasiado perceptible, produce un efecto muy agradable.

almizcle seduccion perfumes

El Diccionario de la Lengua Española define el almizcle como una sustancia grasa, untuosa, de olor intenso que algunos mamíferos segregan en glándulas situadas en el prepucio, en el periné o cerca del ano. También se denomina almizcle a la sustancia grasa que segregan ciertas aves en la glándula debajo de la cola. Por su untuosidad y aroma, el almizcle es materia base de muchos preparados cosméticos y de perfumería.

el libro de los perfumes eugene rimmel

El Libro de los Perfumes – Eugene Rimmel

De todos los acordes y notas que componen un perfume, el almizcle es una más. Existen doce grupos diferentes de componentes dependiendo de su naturaleza: origen animal, flores, hierbas, de la familia andropogon, cítricos, especias, madera, raíces, semillas, bálsamos o resinas, frutos y sustancias artificiales, según consta en “El libro de los perfumes” de Eugene Rimmel. El almizcle pertenece al grupo de sustancias animales, junto al ámbar gris o la algalia, por mencionar otras también muy utilizadas.

Su procedencia: se extrae del ciervo almizclero (Moschus moschatus o moschiferus). Un mamífero de la familia de los cérvidos, del tamaño de una cabra, desprovisto de cuernos y con una bolsa glandular alojada en su vientre. Vive en las montañas de Asia Central, al límite de las nieves perpetuas en el Himalaya, Tibet, Cachemira, Nepal, China y Tonquín. Estos preciados rumiantes de color gris se alimentan de hierbas aromáticas de las altas cumbres y se especula con la posibilidad de que esta dieta tan particular, tenga algo que ver con el olor de su glándula perfumada. Sólo son los machos adultos, los verdaderos productores de la olorosa secreción, que llevan alojada en su glándula pre-nupcial. Situada justo debajo del abdomen, entre el ombligo y los genitales, contiene de 20 a 30 gramos de almizcle; lo que representa de un 60 a un 75% del peso total de la glándula.

La alta cotización del almizcle y lo exorbitante de su precio se debe, sin duda alguna al costoso sistema de extracción:
1. Estos animales viven salvajes en regiones de díficil acceso para el hombre.
2. Los cazadores tienen que matar al animal para extraerle la glándula en perfectas condiciones. La caza masiva de ciervos almizcleros ha dado lugar a un descenso de especies y la disminución de la producción de musc natural.
El almizcle de mejor calidad es el de Tonquín, le siguen en fama el de Asán y Kaberdeen.

armani-code-couture-perfume

Las técnicas de extracción, después de obtener la glándula y secarla, se sacan los “granos de musc” que están alojados en su interior y a partir de ellos se forma el producto oloroso que da salida a los extractos de almizcle.
Los granos tienen una textura similar a la sangre seca, que en ocasiones se utiliza para adulterar el producto. Otro  adulterante es el propio hígado del animal troceado.
El almizcle se puede utilizar en forma de tintura, de absoluto y de resinoide. En estado puro es de color pardo rojizo y al contacto con el aire se vuelve negra.

Su olor es tan permanente que los cazadores se ven obligados a taparse la nariz y la boca, debido al fortísimo olor que desprende. El aroma del musc es tan característico que ha dado origen adjetivo “almizclado” que significa azucarado, suave, ligeramente salvaje o animal. Es un fijador inimitable y posee un olor con gran poder de difusión. Precisamente es su carácter tremendamente persistente lo que le convierte en una sustancia tan apreciada en perfumería.  Sus cualidades aromáticas excepcionales han suscitado múltiples imitaciones en el laboratorio. El descubrimiento de las “macrocides” ha permitido importantes síntesis y sucedáneos químicos, muy próximos al almizcle auténtico.

white musk

La composición química es Muscone (Methyl – 3 Cyclopentadecanone) y muscopiridene. En la actualidad, la utilización del musc natural es practicamente inexistente debido a razones ecológicas y económicas; por ambas razones se emplean síntesis químicas que ofrecen un grado de perfección óptimo. Aunque ojito porque hay algunos derivados que pueden resultar tóxicos. Greenpeace encargó un estudio  sobre perfumes de uso corporal humano, en el que se detectaron altas concentraciones de almizcles sintéticos –nitroalmizcles o almizcles policíclicos- en buena parte de los perfumes analizados, destacando algunos como el White Musk de The Body Shop, que los contenía en un nivel especialmente alto. Casi todos los perfumes contenían almizcles policíclicos como el galaxolide (HHCB) y el tonalide .

Utilización: su papel principal es el de fijador de perfumes, por lo que suele encontrarse casi siempre en las notas de fondo que prolongan su duración y además, tiene la propiedad física de bajar la presión de vapor de las composiciones
Se emplea mucho para realzar el sentido de una determinada nota que suele dar la personalidad al aroma. Del mismo modo que otras notas animales, debería servir más como un apoyo de la fragancia, sin apenas notarse.

En efecto, la historia de su búsqueda no ha sido en vano. El olor del almizcle siempre ha estado ligado al misterio, la sensualidad y el calor. También su impacto responde a la ternura, el cariño y la seguridad. Inspira sensaciones de ternura y voluptuosidad, a la vez que provoca reacciones básicas del ser humano de una forma subliminal.

Beatriz Peña: "Intentando descubrir la camiseta del hombre feliz y la última tendencia de pasarela... Al mismo tiempo, persigo todo aquello que pueda contribuir a generar esas pequeñas dosis de poesía y belleza que todos tenemos dentro. Una de las mejores fórmulas que he encontrado tiene una larga lista de ingredientes y la mayoría son gratis: 8 horas de descanso, alimentación sana, equilibrio mental, ejercicio suave y masajes diarios por cara, cuerpo y cabello, disfrutando de exquisitos afeites y aromas. Prometo ayudarte a encontrar ese Jardín del Edén que todos buscamos. Sigo mirando las noticias de cerca, y viviendo esta aventura como si fuera un apasionado sueño".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 comentarios

  1. Iuliana Andreea Munteanu

    Más cosas que he aprendido hoy. Gracias por el post

  2. Alex

    Mea culpa. Cuando lo leí y vi las clasificaciones pensé en Michael Edwards y creí que te referías a ese libro.
    Gracias a ti! Me gustan estos posts y poder debatir!

  3. Beatriz Peña

    Querido Alex,

    Hay muchos libros de perfumes y Eugene Rimmel también tiene uno y desde hace ya un tiempecito. He colocado una imagen de la contraportada en el post para que puedas verlo. Editado por Hiperión en 2002. Yo tengo dos ediciones diferentes a esta. Es un libro apasionante. El de libro Las Fragancias del Mundo de Michael Edwards es un libro guía de referencia para el sector de la perfumería con todos los lanzamientos muy bien clasificados por familias y dirigido fundamentalmente a formar y duplicar las ventas de perfumes.

    Veo que el tema te gusta tanto como a mí y me ha encantado recibir un comentario con tanto fundamento.

    Me siento orgullosa de tener lectores de tanto nivel.

    Gracias,
    Beatriz

  4. Alex

    El libro de los perfumes es de Michael Edwards!
    Dicho esto, algunos perfumistas independientes de marcas nicho, artesanas o indie, si que utilizan almizcle real, pero sin publicarlo ya que es un ingrediente extremadamente costoso, difícil de obtener e ilegal. Suelen emplear almizcle animal, pero de cierta edad, no reciente, que suelen tener o bien guardado de años atrás, o bien de su colección privada de esencias. A mi me encantaría poder tener uno!
    Los almizcles sintéticos que se utilizan hoy tienen 3 inconvenientes; las moléculas suelen ser muy grandes y la mayoría de la gente no las puede percibir, son anosmicos, por eso se suele usar un coctail de varios almizcles para que el olfato humano pueda detectar aunque sea un poco. Segundo, en los 90 se popularizó su uso en detergentes y suavizantes de ropa entre otras cosas, por eso se les asocia con olor a limpio, fresco… Y tercero, y para mi mas importante, les falta ese calor animal y ese toque a carnalidad del almizcle real.
    Cabe decir que en los 80, finales de 70 cuando se empezó a limitar drásticamente el uso de almizcle real, todos los perfumes se reformularon con nitro-almizcles, la primera versión de almizcle sintético y la mas parecida a lo real, pero a finales de los 80, su uso se prohibió por considerarse alergenicos y se empezaron a usar los almizcles policiclicos que venían a acompañar la nueva tendencia de los 90; olor a limpio, a fresco, perfumes poco potentes en personalidad y suaves, colonias frescas, todo alejado de los perfumes fuertes de los 80. Como una especie de purga. Los principales laboratorios como IFF, Robertet o Givaudan tienen muchos sintéticos, y los emplean para conseguir ese efecto que la gente describe como almizcle limpio, suave, piel de bebe. Dentro de la perfumería comercial moderna destaca un poco La panthere de Cartier (2014) como uno de los poquísimos que emplea los almizcles para recrear el olor felino y cálido del real. Dentro de la perfumería artística las opciones son más variadas ya que el almizcle limpio se mira con recelo y se suele emplear para crear o bien un carácter mas cerca de la nota real, o bien para crear un efecto de piel cálida, salada. Desgraciadamente la gente sigue queriendo oler a detergente y suavizantes, y es un motivo por el que la perfumería moderna solo se centra en crear perfumes que se vendan y den millones, no crear obras de calidad. Si los 90 fueron los años limpios los 00 eran y aun son de los almizcles algodonados y de los fruity patchoulis. Sinceramente el arte de crear se acabo con los excesos de los 80, y es una pena. Ahora lo que triunfa es lo comercial, llevar todos lo mismo y oler o como una tarta, o una caja de Ariel. Y eso no es perfumarse!

Deja un comentarioPelirrojo peligroso, el color de la temporada