Diana Vreeland Parfums, el aroma de la leyenda

La diva en su hogar. En esta imagen sólo le falta un turbante para ser exactamente la señora que quiero ser

Como una maja goyesca en su hogar. En esta imagen sólo le falta un turbante para ser exactamente la señora que quiero ser

Querida lectora nuestra, vapuleada curtida en fenómenos de redes sociales sin fuste ni trayectoria, ¿se ve falta de modelos femeninos en los que reflejarse? Aquí tiene un baluarte que al menos excitará su culto a la personalidad. Histórica, inteligente y llena de valores: Diana Vreeland. La poética mujer que dijo, a la fogosa manera de Kerouac en “El camino”“Si no es una pasión, no arde, si no quema, ¡no has vivido!” merece todas las atenciones de las desconcertadas jovencitas del milenio. El mito está servido.

Diana Vreeland, retrato

Diana Vreeland

Influyente y poderosa, audaz, creativa, esteta. La sacerdotisa de la moda -dotada, al parecer, de cierto deje tiránico– supo cómo transformar las horas bajas de Harper´s Bazaar y Vogue para que operaran como auténticas líderes de opinión en moda y estilo de vida. Después de ella nada fue lo mismo. Hoy congrega una opinión unísona e indiscutible, revolucionaria que marcó la senda y cuyo nombre paladea toda editora con veneración y anhelo de ser una mijita como ella.

Con el debido cariño -y la consciencia de linaje-, su nieto Alexander Vreeland recupera la estela de esta mujer fascinante y la traslada a la colección de fragancias Diana Vreeland Parfums.

El perfil de quien no aceptó imposibles. Ajena a la contención y de maneras explosivas, es difícil encontrar una foto en la que no gesticule vivamente

Ajena a la contención y de maneras explosivas, es difícil encontrar una foto en la que no gesticule vivamente

Siendo una firma nacida de astilla Vreeland, no ha sido necesario rebuscar para hallar inspiración. El legado de la editora, anclado en la memoria de cercanos y hagiógrafos, se completa con el vasto archivo de materiales que se conserva.

Con ello se han elaborado seis perfumes a imagen y semejanza de su personalidad, especiada y caliente. Seis homenajes a su amor por las palabras, por el gusto de vivir, de barrocos títulos ricos en adjetivos majestuosos. Outrageously Vibrant, Extravagance Russe, Absolutely Vital…

La colorista Colección Diana Vreeland Parfums

La colorista Colección Diana Vreeland Parfums

¿Y las fragancias? Seguramente vibrarán a la par. Puede descubrirlas en exclusiva y con la necesaria liturgia en Le Secret du Marais, uno de los templos de la perfumería de autor en Madrid.

Precio: 100ml / 195 euros.

C/ Hortaleza, 75

28004 – Madrid

 

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. Reyes

    Fantástica mujer
    Esperen que los perfumes también

Deja un comentarioDía de la Madre, día del perfume