He probado tratamiento antimanchas de Schrammek

Alfred Leslie - "The cocktail party"

Alfred Leslie – “The cocktail party”

El cambio de estación pide nuevos –y algo más exigentes- cuidados para la piel. Si hay algo que pueda mancillar nuestra merecida temporada de asueto es precisamente eso, las manchas. ¡Vade retro! A los dálmatas les favorecerán muchísimo, pero son otra historia sobre una piel humana que luego tiene que convivir con ellas, o que bregar con los láseres a precio de lingote de oro. Y, como siempre, mejor prevenir que curar.

En esta línea, la alemana Schrammek propone Summer Breeze, un tratamiento pre-veraniego que prepara el terreno para recibir la radiación solar. Sabiduría labriega.

Summer-Breeze

El protocolo arranca limpiando la piel con un gel limpiador de aloe vera y aceite de menta. Muy refrescante y agradable. A esto sigue una loción con raíz de regaliz, caléndula y alantoína.

Con la piel limpia, se realiza el tradicional peeling, en este caso enzimático y a base de papaya y piña. Como sabes, los enzimáticos no incluyen gránulo, con lo que son más adecuados para pieles sensibles o delicadas.

Toca hidratar la piel en profundidad, uno de los primeros marcadores en acusar la llegada del sol inclemente. Para ello, se aplica un serum de ácido hialurónico, a lo que se suma una untuosa mascarilla de algas marinas –nuevamente, muy refrescante y descongestionante-. Este paso refuerza la función natural de barrera de la piel, mejora los mecanismos de defensa frente a la radiación y aumenta la capacidad de mantener el bronceado. Y además se aplica un emplasto muy generoso, muy del gusto de quienes amamos el estucado y que la capa pese…

Summer-Breeze-schrammek

El tratamiento termina con un gratísimo masaje final con crema de ceramidas y la aplicación de una crema con SPF20.

Además del valioso placer añadido por ser un tratamiento puramente manual, la cara queda luminosa y con el tono más uniforme y saludable; deshinchada por los activos y el masaje, y muy suave.

Lo probé en Le Petit Salon, coqueto centro de estética donde realizan minuciosas manicuras y pedicuras, depilaciones, faciales, corporales y demás puestas-a-punto con un inconfundible aroma parisino.

Precio: 50 minutos / 70 euros.

 

Le Petit Salon

Almagro, 15

28010, Madrid

Tel: 91 319 67 51

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. Iuliana Andreea Munteanu

    Hace poco que he descubierto esta marca y me encanta!

Deja un comentarioAqua Divina, la musa mediterránea de Bvlgari