“Sangre bajo la piel”, nueva biografía de Alexander McQueen

El legado de McQueen en el V&A Museum ha sido la exposición de pago con más éxito.

El legado de McQueen en el V&A Museum ha sido la exposición de pago con más éxito

Hace cinco años que el mundo de la moda despidió a McQueenEl diseñador puso fin a su vida ahorcándose en su casa de Londres. Tenía 40 años.

Desde principios de 2015 hemos asistido a sendos homenajes: la exposición “McQueen, Belleza Salvaje” en el Museo Victoria & Albert de Londres y una nueva y controvertida biografía, escrita por Andrew Wilson, que se estrena mañana con el título en españolSangre bajo la piel. Dos apabullantes registros de vida, dos intrigantes caleidoscopios sobre arenas movedizas. Dos aproximaciones que ofrecen lecturas polares de un personaje del que, en palabras del crítico Colin McDowell, “aún hoy es imposible hablar sin que broten lágrimas”.

sangre-bajo-la-piel-nueva-biografia-mcqueen-2

Si la exposición ha abierto la puerta a un genio más allá de trapos y sofisticación social, a otros mundos y otras sociedades con sus propios sistemas de clases, a patrones para cuerpos mutados, hechos de animales que no existen, a la gozosa ciencia ficción a lo Hellraiser, Dune, Razas de noche o La mano izquierda de la oscuridad; la biografía, como en El Mago de Oz, retira el telón verde esmeralda y muestra al hombre detrás de tanta maravilla. Un hombre, describe su hagiógrafo, cruel y despótico incluso con su mentora, la legendaria (y tampoco muy aterrizada) Isabella Blow. Caótico y de vida sexual compulsiva, autodestructivo, irascible, depresivo, y con una obsesión enfermiza por lo macabro, por la muerte. Un hombre a quien denominaron ‘el hooligan de las pasarelas’ y que planeó, desvela el texto, una siniestra performance suicida para cerrar uno de sus desfiles: un tiro en una cabina de plexiglás que desparramara sus sesos ante la atónita mirada de la aristocracia de la moda.

Pero que nadie se escandalice ante esta figura narrada en tercera persona con la impronta de La Caída de los Dioses. No sin recordar el origen del hombre, sexto hijo de un taxista londinense, encumbrado por su talento a una industria millonaria, engrasada para producir arrasando cualquier circunstancia personal. Belleza salvaje. Demasiado.

Como lamentó Dana Thomas en Gods and Kings, The rise and fall of and John Galliano, “El consumo ha ganado la partida a la imaginación. Ya no hay sitio para la poesía ni para el teatro. Ni para la angustia. Sólo para el negocio”.

“Alexander McQueen, Sangre bajo la piel” de Andrew Wilson se publica el 1 de septiembre en España.

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 comentarios

  1. Lolette

    ¡Qué interesante! ¡No me la pierdo!

    Era tan vulnerable como excepcional

  2. Beatriz Peña

    Un verdadero genio de la moda. No copiaba a nadie.

Deja un comentarioNarciso Rodríguez for her l’absolu