Beef, revista de cocina sólo para hombres

beef-revista-de-cocina-solo-para-hombres-2

La discriminación sexista sigue siendo una estrategia eficaz para encauzar un producto hacia su público objetivo. Cuando se lleva al extremo –y desgraciadamente asistimos a ello desde tierna edad-, nos encontramos con artefactos tan cuestionables como la de cocina ‘sólo para hombres’ Beef (grupo G+J), en Alemania desde 2009, Francia desde 2014 y recién aterrizada en España. Sus consumidores potenciales, hombres que cocinan porque quieren y no porque deban. Por si no quedara del todo claro el aspecto hedónico y político de su mensaje, van más allá con su alegato de “recuperar el espacio que las mujeres han dejado en la cocina ahora que se fueron a tomar el poder”.

Podría considerarse desde ese doble registro irónico (y cínico) del que tanto gustamos en nuestra posmodernidad líquida. Podríamos no hacer aprecio y entenderlo como lo que es: una polémica artificiosa para generar ruido en torno a sí. Podríamos pasar de todo e irnos a recoger flores al campo, de no ser porque, definitivamente, es ridículo. Basta de proponer involuciones y luchas de poder.

beef-revista-de-cocina-solo-para-hombres-1

Para el hombre Beef, cocinar porque le apetece es una lisergia de placeres

La cosa huele a tiempos preverbales desde el nombre, CARNE. Continúa con la voluntad de “reafirmar los valores de la carne roja y las materias grasas”. Ya escucho los alaridos del macho-proveedor (y a ratitos doméstico, pero porque quiere) dándose viriles puñetazos en el torso desnudo.

Pero lo más sangrante no es esa reivindicación de la grasa saturada como exquisito estímulo de la testosterona, sino el hincapié sobre la faceta lúdica de un asunto que durante siglos ha sido el único a irrevocable destino de las mujeres. Sin necesidad de que hallaran la más mínima diversión o creatividad en ello, sólo lúgubre obligación. Y regodeándose en esa circunstancia, además de ridiculizando su recién conquistado territorio y su ‘toma de poder’; les ha faltado decir ‘chincha rabiña, nosotros estamos aquí porque nos peta’. Hombres que quieren cocinar, dedíquense de buen grado, que la autonomía mola y gratificar el paladar también, pero no sean cutres y cenutrios, por favor.

En esta línea de acontecimientos, me pregunto cuándo llegará la nueva “Ser padre” (“para varones que no paren y lactan porque no quieren, pero ¡ay, si quisieran!”) o “Mis admirables bordaditos” (“para desacomplejados a quienes ya no les dice nada el aeromodelismo”). No nos conformemos con el tradicional encasillamiento del marketing, no nos busquemos fuera del paradigma cultural binario. Pidamos un poco más, ¡nos lo quieren dar!

Comentario a micro abierto: de nada por la publicidad extra.

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

7 comentarios

  1. Javier

    ¡Hola! ¡Me ha encantado esta revista! ¡Y a mi mujer también! El que indique que es “para hombres” yo creo que simplemente es para diferenciarla de las típicas revistas de cocina que había en el mercado (que también leo yo) Aparte de eso, es una revista que tiene tanto practicidad como plasticidad. Pienso comprar y guardar esta joya cada vez que salga al kiosco.

    Por cierto, la comparativa del hombre y mujer en el McDonalds es quizás poco adecuada, pero para nada desmerece el revistazo que tenemos en España!!

  2. Gabriela

    Tengo una copia en mis manos y he estado ojeandola, es muy atractiva e interesante, todo bien hasta que he llegado a un articulo en el que comparar a una madre y en padre llevando a sus hijos a mcdonalds en el que retratan a la mujer como un ser reprimido y amargado pero ensalzando al hombre como divertido y atrevido. Yo que me dedico al mundo de la gastronomia me he quedado muy sorprendida…para mal una lastima que la revista tenga tan buena pinta pero… han perdido una posible compradora

  3. angeles

    La verdad es que no sé que va a tener de nuevo esa revista porque creo que todas valen tanto para hombres como para mujeres.

  4. Lolette

    Cuando a un hombre le gusta cocinar:

    suele hacerlo bien !!!

    • Beatriz Peña

      A mí me encanta cocinar y comer. Creo que los hombres que cocinan es porque también saben disfrutar de la buena comida.

Deja un comentarioAusonia, un abrazo contra el cáncer de mama