He probado Masaje Bio-energético de Chakras

Siempre me ha parecido que una cabina de belleza comparte mucho con el diván de un psicólogo. Tú llegas, te dejas caer pensando ‘tronco va’, te abandonas, abres el pico un poquitín y te levantas como quien resucita de entre los muertos. En el mejor de los casos.

Lo último que he estado probando –pesarosa, y con el único ánimo de informar al respetable- ha sido un tratamiento llamado a equilibrar los chakras (o canales de energía para algunas doctrinas orientales) en el que, por aquello de canalizar, terminé abriéndome en canal –o al menos una rendijita-.

he-probado-masaje-bio-energetico-chakras-1

Si te has prestado alguna vez a que te toquen sabrás que el tacto es una importantísima vía de comunicación. Jugando con ‘las energías’, la experiencia se torna aún más profunda.

El masaje Bio-energético de Chakras de comienza con una decisión según el método preferido del señor Freud: a boleo. Te dan a escoger una serie de cartas en las que están representados los 7 chakras y tu instinto decide. Desde luego no es lo más científico del mundo, pero te puedes llevar una sorpresa si después coincide con el aceite esencial que le corresponde y que también eliges, como fue mi caso. ¿Será que mis chakras me están diciendo algo? ¿Será que no tengo que darles de comer pasada la medianoche? En fin, ya lo pensaré mañana, como Escarlata O´Hara. Además, aunque cojees más fuerte de un chakra te van a equilibrar los 7 con el mismo entusiasmo.

Y cómo fluye la cosa. El protocolo incluye un masaje profundo, reflexología podal y trabajo energético de los chakras, todo con el aceite de Aveda al que te haya llevado tu olfato. Al terminar, descontracturada y oliendo bien, un rato de charla con la terapeuta para arrojar luz a los canales energéticos sombríos. Como en la mejor consulta médica, en la camilla quedan las preocupaciones.

Precio: 85 euros.

Puedes probarlo en Love in Care by Art Lab.

Art Lab

Irún, 25

28008, Madrid

Tel: 91 758 68 78

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. angeles

    Nunca me han hecho un masaje de este tipo así que no puedo opinar sobre él.

  2. Lolette

    No sé si creo en los chakras. Pero el aceite esencial de Aveda le conozco y me deja más suave que un guante

    ¿Será sinónimo de relajada?

Deja un comentarioRibe Clinic, exclusivo centro de medicina estética