Vivimos en un país ruidoso, muy ruidoso

Cerca de 9 millones de españoles soportan niveles de ruido superiores a los 65 dB recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, un 72% considera que vive en una ciudad muy ruidosa. A la cabeza de ellas se encuentran Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia.

Según recoge el III Informe Ruido y Salud DKV-GAES, enfrentarse a cotas elevadas de ruido medioambiental cada día incrementa en un 6,6% la mortalidad por causas cardiovasculares en personas mayores de 65 años.

mundo-ruido

 

Uno de cada cuatro españoles declara que no duerme bien debido al ruido ambiental nocturno. Esta situación, declaran los expertos, provocan alteraciones en las etapas del sueño lo que supone un mal descanso y propician la aparición de problemas cardiovasculares.

¿Y quién es el culpable? En Madrid, por ejemplo, los gritos en la calle (37%), las conversaciones de los vecinos (16,7%) y las fiestas los fines de semana, o los ronquidos de la pareja (16,7%) son los ruidos que más molestan a la hora de conciliar el sueño. (Yo añadiría, el camión de la basura y los que tiran las botellas una a una en el contenedor a las tantas de la madrugada. ¡Qué necesidad hay!)

En fin… Volviendo al informe presentado hace unas semanas en Madrid, el 31% de los sevillanos declara que tiene problemas para dormir como consecuencia del jaleíllo nocturno. Le siguen de cerca, los madrileños y bilbaínos, con un 28,2%; mientras tanto, los barcelones son lo que menos problema tienen (17,5%).

España siempre se ha considerado como el país más ruidoso después de Japón y es el que el 72,3% de los españoles afirma que vive en una ciudad ruidosa, aunque el 91% opina que la población no es consciente de los efectos que tiene el ruido sobre la salud.

 

Efectos_del_Ruido

La causa principal del ruido ambiental es el tráfico que es el responsable de más del 80% de la contaminación acústica, seguido por las obras -58,8%- (siempre hay obras en las ciudades…) y las fiestas organizadas por los vecinos (28,7%). Un informe de la ciudad de Granada avisaba de que los pisos de estudiantes aumentaban un 40% las llamadas a la policía por los ruidos que ocasionaban. A este respecto, el máximo de decibelios permitidos en el interior de una vivienda son 35 y, normalmente, esas fiestas los superan con creces.

Todos estos datos han servido para valorar las consecuencias en el ámbito de la salud asociando el ruido a los ingresos hospitalarios. Esta valoración sólo se ha hecho de momento en Madrid y la conclusión a la que se ha llegado es que el ruido ambiental por tráfico en la capital aumenta en un 5% las probabilidades de sufrir un ingreso hospitalario en urgencias e incrementa en un 6,6% la mortalidad por causas cardiovasculares. Un 21% de los madrileños afirma que el ruido afecta bastante a su estado de ánimo, una cifra que alcanza en Barcelona a un 37% de sus habitantes.

sleep

sleep

¿Podemos hacer algo nosotros? Pensando y pensado, sólo se me ocurre, coger más el transporte público y dejar el coche en casa. Además, ahorramos y con ese dinero, ponemos unas buenas ventanas en nuestras casas que nos aíslen de esos odiosos ruidos y ya, de paso, gastamos menos en calefacción y lanzamos menos CO2 a la atmósfera. En cuanto a los vecinos ruidosos, es otro cantar. Hay que echar mano de la paciencia o de la denuncia a la policía. ¿Y los ronquidos de la pareja? Ni idea, pero algo habrá y prometo enterarme de las últimas investigaciones y contarlo.

Eulalia Sacristán: Soy periodista desde hace muchos años, quizás más de los que me gustaría. Desde siempre me ha gustado la ciencia y todo lo que se deriva de ella: la belleza, la nutrición, la salud, el bienestar, la psicología. Porque esto también es ciencia, al igual que la física o las matemáticas; con otro tinte, pero ciencia al fin y al cabo. Y también me gusta mirar las noticias desde un punto de vista cercano y contarlo para que lo entienda todo el mundo. De eso trata comunicar, ¿no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 comentarios

  1. angeles

    Gracias a dios mi piso no es demasiado ruidoso pero sí tengo un vecino que el fin de semana mete un poco mas de jaleo.

  2. Iuliana Andreea Munteanu

    Sí, hay mucho ruido y nos afecta en el día a día.

  3. natalia

    Somos ruidosos de por si. En casa tenemos un reloj de pared antiguo y por la noche con el silencio se oye como da los segundos (hace algo de eco) y cuando vienen familiares a dormir, lo paramos porque no pueden conciliar el sueño. Y los de casa echamos en falta el tic, tac

Deja un comentarioHerramientas de afeitado, Navidad en masculino