Cómo no dejarse timar al encargar su peluca

No sólo las franquicias low cost dentales están dejando a los pacientes en la calle con los implantes ya pagados y sin colocárselos. Al hilo del filón del negocio, también se ofrecen y venden pelucas express o pelucas a medida cuando en realidad son de prêt-à-porter, es decir fabricadas en China en series de millones de unidades. En el día mundial contra el cáncer y tras 40 años de experiencia´en pelucas ‘oncológicas’ de alta costura, Mercedes Garrosa nos aconseja cómo no dejarnos engañar y nos habla del desconocido mercado del pelo.

Mercedes Garrosa Haciendo un croquis para una peluca

Seguro que no sabíais que el pelo de mejor calidad -y el más caro- es el europeo (aunque el noruego no sirve al ser muy fino) porque nosotros estamos mejor alimentados que los orientales. Ni que para poder vender nuestra cabellera, cada pelo debe medir un mínimo de 40 centímetros y no estar teñido. Ni que el cabello de los chinos es muy gordo y sólo sirve para melenas muy lisas, no para hacer una a medida.

Mercedes Garrosa lleva 40 años diseñando y cortando pelucas absolutamente personalizadas, anatómicas, tomando medidas de la cabeza, de dónde nace la raya, dónde hay remolinos, logrando el color exacto y encargándolas a la única fábrica que queda en España de cabello natural.

¿Dirías que es una peluca? Pues sí, lo es.

En los años 65-75, el pelo más cotizado para postizos y pelucas era el de los gitanos y de las novicias. El de los primeros porque son una raza fuerte, con pelo tradicionalmente de calidad. El segundo porque se suponía que estas chicas tenían el pelo muy puro, nada machacado ni maltratado”, cuanta Mercedes. El pelo ‘bueno’ se vende a unos 150 euros el kilo y el mayor comprador en España ha sido, de toda la vida, Justino Delgado, que recorría los conventos de España para comprar pelo de monjas.

“Casi nadie sabe tampoco que en las buenas pelucas, de cabellos natural, cada pelo lo implantan o insertan en una redecilla las llamadas implantadoras. Es un trabajo de chinos que antes hacían en Vich y ahora en Marruecos por los costes.

Los consejos de Mercedes Garrosa para que no le timen cuando tengas que encargarte tu peluca por cáncer u otro tipo de :

-Sólo existen tres tipos de peluca: las de pelo sintético, las de prêt-à-porter, de pelo natural,  y las de ‘alta costura’, es decir, de pelo natural hechas y cortadas a medida.

-Si van a cobrarle 1000 o 1200 euros compruebe que la peluca que le enseñan es de pelo natural y prêt-à-porter, es decir, que está comprada ‘made in China’ de un modelo que se fabrica masivamente. Y ya cortada.

1196176965_811 500

-Si es de pelo sintético –fabricada por millones de unidades- no pague más de 500 euros como mucho.

– Una buena peluca, que pase absolutamente desapercibida, debe ser de pelo natural europeo, (el de mayor calidad) y haber sido realizada en función de un molde o croquis. Una vez fabricada artesanalmente, en el centro capilar se corta imitando exactamente el corte, color, lugar donde nace la raya y hasta remolinos que tenía la paciente”. Cuando se la coloquen ante el espejo debe usted sentir: “Sí, soy yo”. Es el mejor momento.

No es cierto que haya que quitarse la peluca por la noche durante ocho horas. Pueden estar siempre puestas y nunca hemos tenido problemas en 40 años. Una buena apariencia estética transmite ‘normalidad’ a los demás y al propio paciente.

a 500

– Si no puede comprarla a medida, adquiérala ya hecha, de prêt-à-porter, pero que no le engañen diciendo que es personalizada y a medida. En ese caso tardarían alrededor de un mes en tenerla.

-Tenga en cuenta que con la peluca sintética no se puede usar el secador y se peina con dificultad; con la de pelo natural sí. La diferencia es abismal.

-No compre los mil y un productos que le intentarán vender para su peluca, mucho más caros que los habituales: ni existen champús, acondicionadores, mascarillas ni serums específicos para pelucas (use los mismos que para su pelo natural) Me parece vergonzoso que se aprovechen cada vez más de un paciente tan vulnerable e influenciable como el enfermo de cáncer”.

Mercedes Garrosa.

Centro Capilar Tizho´s.

Tel: 91 4579677.

Hospital Universitario Quirón.

Madrid.

 

Eva Reuss. "El lujo intangible. Siempre me sedujo, me impactó el lujo intangible. No los relojes suizos carísimos ni las estolas de zorro plateado ni los huevos Fabergé, sino el lujo que está, que flota o te rodea aunque no puedas tocarlo. El aroma del césped recién cortado, el timbre de voz de Neil Young o la fragancia de tu colonia favorita. Qué lujo". "Escribo desde que tenía cuatro años porque me gusta contar cosas, pero escribir de Belleza es contar pequeños relatos de estética, de un cosmos llenos de sueños, que tampoco pueden tocarse, de cómo estar más guapas, más luminosas, más jóvenes. Ah, el eterno femenino, que ya perseguían las etruscas o las momias egipcias. A veces la realidad es demasiado asfáltica, fea o acelerada. Qué gusto contrarrestarla con el aroma de una tostada o la voz, inaprensible y tintineante, de aquella Maria Callas..."

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. Andrea

    Vaya, está muy interesante este artículo! Me pregunto cuanto me darían por mi pelo!?? Siempre creí que al tener una alimentación tan saludable, el cabello de los coreanos era el mejor, en fin. ¿Cómo diferencio el cabello sintético del natural? 500 euros sigue siendo una suma muy alta.

  2. angeles

    Están genial pero espero no tener necesidad de utilizarlas.

Deja un comentarioExperiencia Spa en los Hoteles Mandarin, por el año del mono