Verdades y mentiras del colágeno para beber

Cipriano, ¿me pones lo de siempre?

-Claro que sí, chata. Maaaaarchando tu coctelito de hidrolizado.*

*Recreación ficticia de un futuro, seguramente, no muy lejano. De momento podemos servirnos los tragos beauty en casa.

Empapuzarse de ingredientes activos o arrugarse por el camino, parecen sugerir estos tiempos nuestros. Aplicárselos en la cara como siempre o bien zampárselos en forma de pastilla o de bebida, según la última tecnología importada de la NASA. Rezar alguna Salve por si acaso o pedir muy fuerte a una estrella fugaz que, sea como sea, funcionen…

Una encuentra cientos de ventajas a eso de la cosmética para beber. Es una manera inmediata de obtener beneficios sin apenas esfuerzo –ni el de lavarse la cara, a veces ímprobo-; se antoja de acción más profunda y potente por aquello de que pasa al flujo sanguíneo e implica un gesto que normalmente se nos da bien: empinar el codo.

En el colágeno hidrolizado, todo parecen bondades. ¿Todo? El Doctor Lajo Plaza nos desvela las sombras de este elixir de belleza.

colageno-hidrolizado-luces-sombras-1

Para empezar, la primera duda que nos corroe las entrañas. Pero oiga, ¿esto realmente se absorbe? Según el Doctor Lajo Plaza, sí. “Sin embargo, hay estudios que muestran que no se deposita necesariamente en la piel, sino sobre todo en huesos, articulaciones u otros órganos”.

colageno-hidrolizado-luces-sombras-2

Es decir, que puede ser fetén para deportistas o personas con gran desgaste articular. Doy fe ya que me viene pintiparado: después del embarazo volví al gym con tanto entusiasmo que me jorobé la rodilla. Sin excesiva esperanza, probé Arkoflex, el colágeno hidrolizado de Arkopharma (en la dosis recomendada, 1 cacito al día) y el dolor se disipó. Sin duda, un motivo de alegría. Pero, volviendo al coto de la belleza, ¿qué pasa con el colágeno hidrolizado y su incidencia en la piel? ¿Es interesante tomar un suplemento con vistas a mejorarla?

colageno-hidrolizado-luces-sombras-3

“Creo que es mucho mejor proporcionar al organismo los nutrientes que el fibroblasto necesita para producir el colágeno, aminoácidos precursores como la prolina y la lisina. Y cómo no, vitamina C”, asegura el Doctor Lajo Plaza. “La vitamina C es un cofactor indispensable en la producción de colágeno”, agrega. “Hay estudios que recomiendan tomar dos gramos al día de vitamina C para una estimulación idónea, y para obtener su máxima biodisponibilidad debemos desdoblar esa cantidad en dos momentos del día. En la consulta separamos la micronutrición en dos tomas, mañana y noche. De esta forma, nos aseguramos de que se produce una absorción real de los dos gramos. Si se ingieren en una sola toma, no se absorbe gran parte de la misma”.

Así las cosas, y si no vamos a correr una Maratón o a apuntarnos a Crossfit, quizá lo más razonable sea simplificar la suplementación e ir a lo esencial. Cipri, ¿me pones un zumito de naranja?

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. angeles

    Yo soy detomar productos naturales y los suplementos y pastillas sólo por recomendación médica.

Deja un comentarioIML, contra la flacidez, la celulitis y la grasa