Personal shopper, asesoría en Belleza Pura

“Conócete a ti mismo”, dijo una vez Balenciaga o algún otro gurú de la silueta canónica. ¿Cómo? ¿Que no fue él, ni sobre la vestimenta? Bueno: pues como si lo fuese. Si hay algo imprescindible para realizar el acto social de vestirse, sin duda es conocer las propias proporciones. La geografía personal en toda su extensión. Y, si no sabe / no contesta, siempre se puede recurrir a la asesoría externa.

Sin ir más lejos, a la nuestra; ya sea para personalizar cosmética, maquillaje o peluquería, como para adecuar el atuendo a cada físico. Constructivas, formadas, y al día de las últimas tendencias, nuestra labor es muy concisa: te damos herramientas para que sepas qué hacer con la materia prima que te ha tocado en suerte. No hay cuerpos ‘complicados’, sólo siluetas mal escogidas.

N. acudió a nosotras porque quería regalar a su amiga C. un servicio de personal shopper. Esto es una amiga, ¿no?

Servidora estuvo con ella hace unos días, entre los gorjeos de nuestros bebés, que tuvieron la oportunidad de conocerse y debatir sobre la pertinencia de llevar o no a los infantes al trabajo. Creo que extrajeron conclusiones interesantes…

Entre tanto, C. salía del armario para mostrarme su interior en toda su intimidad (gracias por confiar en nosotras, C.). Te cuento el caso con pelos y señales.

personal-shopper-asesoria-belleza-pura-1

Monocolor, pieza entera, cintura marcada, el bajo cubre el tobillo, el escote respira un poco de piel. Perfecto.

C. es una mujer joven, madre de una niña de 5 meses y a punto de recuperar –y con muchas ganas- el ejercicio de su profesión. Guapa y con una piel preciosa a la que favorecen algunos colores escogidos, pero con poco tiempo para comprar, y con algunas piezas comodín muy integradas en su autoimagen que le hacen flaco favor.

Bastante proporcionada a pesar del reciente embarazo, su mayor ‘problema’ era la altura. Necesita prendas que pongan en valor cada cm de su cuerpo y creen el trampantojo de la elongación. Además, quería verse distinta. Siempre lleva el mismo estilo clásico, no ha explorado los límites de su look ni de adolescente. Ve prendas que ‘le gustan, pero no para ella’, no es muy dada a probarse ropa y, en general, le aburre ir de compras. Y con la niña, la agenda se complica aún más. Pero, por supuesto, nada es imposible aplicando ciertos trucos.

Para estilizar el cuerpo, recomendamos:

-Vestir de un solo color y con prendas enteras (un mono, un vestido…).

-Evitar los ‘cortes’ en la ropa. También los fruncidos, abullonados, volantes, bolsillos grandes… Mejor prendas lisas y sencillas.

-Decir NO a los cinturones anchos. Un no alto y claro.

-Evitar los estampados grandes en el torso, pero ¡adelante con los pequeños!

-Siempre raya vertical, nunca horizontal. El juego con los tonos blanco y negro contribuye a estilizar la figura.

personal-shopper-asesoria-belleza-pura-2

-Utilizar vestidos que se abrochen con una cremallera o con botones en línea vertical.

-Los pantalones, mejor de talle alto.

-Debería verse toda la extensión de la pierna, así que mejor que el calzado no coma cms. Los stiletto no fallan nunca y, si no aguantas tanto tacón, prueba unos kitten heel (esto es un tacón muy fino y corto, unos 3-4 cms, muy sexy bajo mi punto de vista) o unas plataformas.

personal-shopper-asesoria-belleza-pura-3

Monocolor, taconazo, escote halter, recogido… Esta chica sabe lo que se hace.

-El escote halter es fetén porque prolonga el cuello y además deja a la vista los hombros.

-El escote en pico también funciona muy bien, ¡sobre todo cuanto más bajo!

-El cuello barco también es adecuado porque despeja la clavícula, el cuello y la línea de la mandíbula.

-La manga 3/4 también contribuye con este trampantojo de elongación. Cuando uses americana o chaqueta, subir un poco el dobladillo (hasta un poco antes del codo).

-Definir la cintura (ya sea con el diseño de la prenda o con un cinturón fino).

También suele ser útil vestir con ropa específica para mujeres ‘petite’. Como a C. no le gusta ir de tiendas, le sugerimos varias tiendas online donde puede encontrar prendas pensadas para sus proporciones, como Topshop, Reformation, Asos, Anthropologie…

Fijarse en las celebrities con quienes compartimos tipo también ayuda, porque van muy enseñadas de casa y rara vez se despistan. Por ejemplo, y en el caso de mujeres bajas, Salma Hayek, Rachel Bilson, Eva Longoria, Penélope Cruz, Elsa Pataky, Emma Watson… Y, sobre todo, la actual Scarlett Johansson: ella es el manual andante de cómo vestir siendo baja.

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 comentarios

  1. Towanda

    Sí, es una maravillosa foto de Enrico Natali (y mi fondo de escritorio de otoño-invierno 2016).

    ¡Gracias por vuestros comentarios, Lolette y Ángeles!

  2. angeles

    Por cierto me encanta la foto de las señoras que has puesto, es genial.

  3. angeles

    Al 100% creo que muy poquitas saben vestirse adecuadamente, pero generalmente una sabe lo que le queda mas o menos bien.

  4. Lolette

    Conocéte a tí mismo y aceptáte a ti mismo

    Y sabras como vestirte …

  5. Lolette

    Me mondo con este post

    Podría hacer varios comentarios sobre su tono tan oportuno y cómo pocas personas saben vestirse precisamente porqué no se conocen

    Pero me quedo con su humor, su campechanía y su humanidad encubierta

Deja un comentarioEme Jewels, joyas de piedra y metal