Entrevista a la doctora Aurora Guerra sobre el sudor

Con estas temperaturas llega el calor de verdad, el de casi no poder dar un paso sin sudar la gota gorda. Es incómodo y, en ocasiones, antiestético, pero muy necesario. Para saber todo (o casi todo sobre el sudor) hemos entrevistado a la doctora Aurora Guerra, profesora titular de dermatología de la Universidad Complutense, jefa de Sección de Dermatología del Hospital Universitario 12 de octubre de Madrid, miembro de la Academia de Medicina de Madrid y directora de la revista Mas Dermatología, entre otros.

Aurora Guerra

La doctora Aurora Guerra es jefa de dermatología del Hospital Doce de Octubre de Madrid y profesora en la Universidad Complutense.

Belleza Pura: ¿Que es el sudor?

Dra. Aurora Guerra: “Es un líquido con un 99% de agua y algunas sustancias que también se excretan por el sudor. Hay medicamentos que se excretan por orina, por heces y por sudor. A veces el sudor puede tener un olor peculiar dependiendo de lo que hayamos tomado o hayamos comido. Es un sistema de excreción”.

B. P.: ¿Por qué se suda?

Dra. A. G.: “Sudamos porque necesitamos mantener una temperatura constante. Cuando hace frío, podemos tiritar para subir esa temperatura pero cuando hace calor lo único que podemos hacer es eliminar líquido, que es el sudor. Cuando el sudor se evapora da frescor y baja la temperatura corporal; cuanto más calor hace más sudamos y cuanto más ejercicio hacemos más sudamos. Luego hay otro sudor que no sería necesario, que es el sudor emocional porque no es para regular nuestra temperatura corporal, sino que se produce un estímulo nerviosos y las glándulas se ponen a funcionar y como donde más glándulas hay es en los pies, las manos y las axilas es ahí donde lo notamos. Ése es el sudor de las personas que van a hacer un examen, una entrevista, están en un partido y están muy nerviosos, pero no es un sudor para regular la temperatura sino como descarga emocional”.

B. P.: ¿Por que hay personas que sudan más que otras?

Dra. A. G.: “Son diferencias genéticas, porque no hay otro motivo que no sea la predisposición genética. Ante la temperatura ambiente, todos tenemos que sudar y todos tenemos más o menos el mismo número de glándulas. No hay una causa conocida y única; es más una predisposicion personal en la que influyen los factores  ambientales y el estrés. Y no es ni bueno ni malo; es malo porque nos dificulta las relaciones sociales,porque nos mancha la ropa, porque nos impide tocarnos, pero no se enferma por sudar mucho.Otra cosa es cuando el sudor es síntoma de una enfermedad. Por ejemplo, una persona con hipertiroidismo tiene siempre la piel húmeda. Lo malo no es sudar, lo malo es el tiroides, que le está mandando mensajes a las glándulas de que suden mas. Ahí es un síntoma”.

B. P.: ¿Por qué está mal visto sudar si todos sudamos?

Dra. A. G.:“Porque nos estropea la ropa cuando se ve, porque huele mal si las bacterias actúan y porque cuando nos tocamos no nos gusta sentir humedad. Tenemos la sensación de que ese contacto va más allá de lo socialmente aceptado. Es como entrar en una intimidad superior; sudar en una situación íntima no molesta tanto. También se puede pensar que porque nos pueden contagiar algo. Es por tanto una situación ambiental y cultural; es posible que en otros pueblos más primitivos la sociedad no tenga ningún valor”.

mujer sudando

B. P.: ¿Se puede transmitir alguna enfermedad por el sudor?

Dra. A. G.: “Es una pregunta compleja. Hay algunos virus que se eliminan por el sudor; sin embargo no se ha demostrado que se contagie por el sudor ningún virus. El sudor sí excreta virus, como la saliva, como las lágrimas, pero la cantidad que excreta hace muy difícil que se produzca un contagio; tendríamos que tener una herida en el lugar donde contactamos y aún así es muy difícil”.

B. P.: ¿Hay problemas derivados sudor?

Dra. A. G.: “Además del empeoramiento en la calidad de vida, el estrés añadido, las dificultades de relación social, el sudor puede producir irritación en la piel, y la humedad mantenida favorecer la infección por hongos. Imaginemos una persona obesa con muchos pliegues en la piel, el sudor retenido en los pliegues favorece una micosis .Otras pieles sensibles se maceran por esa humedad y favorece otras infecciones. Algunos deportistas, por tener la piel muy macerada, pueden llegar a tener infecciones cutáneas”.

B. P.: ¿Con la edad se suda más o menos?

Dra. A. G.: “No, con los años se suda menos. La edad enlentece todos. Nos crece más despacio el pelo, las uñas… tenemos menos glándulas que funcionen. La piel produce menos grasa y nos salen arrugas. Por lo tanto, hay una lenta disminución de las funciones vitales, entre las que se encuentra el sudor. Un anciano suda poco, salvo que esté enfermo. Generalmente la hiperhidrosis sobre todos la emocional suele comenzar en la pubertad y comienza a desaparecer hacia los 55 años. Es en la juventud cuando todo está más activo”.

B. P.: ¿Es conveniente la operación contra el exceso de sudor o hiperhidrosis?

Dra. A. G.: “Es el paciente el que tiene la necesidad de intervenirse y prima su criterio aunque el médico con buen sentido le dirá si es candidato o no porque no hay ninguna enfermedad. La operación consiste en cortar esos nervios, que dejan de sudar. Es una operación muy eficaz en la mayoría de los casos, aunque a veces se produzca un exceso de sudor en otra zona, pero si hemos eliminado el sudor de muchas zonas, por algún sitio hay que sudar… Y puede haber una hipersudoración compensatoria y los especialistas debemos explicárselo al paciente para que valore sus prioridades”.

B. P.: ¿Por qué los adolescentes huelen tan mal?

Dra. A. G.: “Porque ahí juegan un papel añadido las glándulas apocrinas, que se regulan por las hormonas sexuales, mientras que las glándulas ecrinas se regulan por las el sistema nerviosos simpático, por la acetilcolina. Cuando a un adolescente le empiezan a funcionar sus hormonas tiene más apocrinas, testosterona y otras hormonas que hacen que el olor sea más potente además de más frecuente. Son puro fuego en todo. Y huelen más los chicos que las chicas”.

B. P.: ¿Qué diferencia hay entre un desodorante y un antitranspirante?

Dra. A. G.: “El desodorante elimina el olor y el antitranspirante, el sudor, aunque muchos llevan una pequeña dosis de antitranspirante; es un producto mixto”.

desodorante

B. P.: ¿Es más seguro un desodorante de farmacia que de perfumería o supermercado?

Dra. A. G.: Depende de la composición. Si la composición es buena da igual dónde se venda. Lo que sucede es que el producto de farmacia lleva tipificada su composición y a veces añaden estudios de tolerancia”. 

B. P.: ¿Por qué algunas personas llegan a desarrollar alergia a los desodorantes?

Dra. A. G.: La mayor parte de las veces no es alergia al aluminio sino irritación, que también se manifiesta con un eccema que no se distingue del alérgico porque la reacción química que se produce al taponar la glándula desprende ácido clorhídrico, y ese ácido irrita la piel. Yo no creo que sea con la edad, sino que con el uso algunas personas tienen ese eccema que no siempre es alérgico. Los desodorantes pueden llevan perfumes a los que pueden ser alérgicos, o parabenos u otras sustancias. Por lo general es irritación; no obstante, las personas que lo manifiestan deberían hacerse pruebas para verificar cual de los elementos le da alergia, si es que les da y eso lo determina el dermatólogo. Con una buena historia clínica puede saberlo y utilizar el que no le produzca irritación”.

B. P.: Se ha escrito mucho sobre el aluminio y su relación con el cáncer. ¿Hay algo de esto?

Dra. A. G.: No hay estudios  que relacionen los desodorantes con aluminio con el cáncer de mama, ni evidencia de que el aluminio pueda causar mutación o daño en el ADN y, por tanto, desarrollar un cáncer”.

B. P.: Hay una época en la vida de las mujeres en la que sudamos más. ¿Es el mismo tipo de sudor?

Dra. A. G.: “Son sofocos y es una respuesta a la falta de hormonas, aunque además hay una disposición genética. Porque no todas las mujeres sudan de la misma manera, pero la deprivación hormonal de estrógenos produce estos sofocos que se acompañan de eritema, vasodilación de los vasos sanguíneos y ahí no tenemos nada que hacer con los desodorantes. Ahí va bien el abanico, que evapora el agua”.

mujer y abanico

Contra los sudores por sofocos, abanico.

B. P.: ¿Y si una persona sólo suda por nervios?

Dra. A. G.: “Le recomiendo un antritranspirante; es la solución: en las manos, en los pies…”

 

 

Eulalia Sacristán: Soy periodista desde hace muchos años, quizás más de los que me gustaría. Desde siempre me ha gustado la ciencia y todo lo que se deriva de ella: la belleza, la nutrición, la salud, el bienestar, la psicología. Porque esto también es ciencia, al igual que la física o las matemáticas; con otro tinte, pero ciencia al fin y al cabo. Y también me gusta mirar las noticias desde un punto de vista cercano y contarlo para que lo entienda todo el mundo. De eso trata comunicar, ¿no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. angeles

    En este sentido siempre he tenido suerte porque nunca he sido de mucho sudar.

Deja un comentarioAntioxidantes, salud y belleza en la mesa