Melena shag, córtate un pelo

pelo-shag-tendencia-2016-1

Dos maneras muy distintas de interpretar y defender la tendencia. Taylor Swift y Rosie Huntington-Whiteley

Despeinado, a capas arquitectónicas y con mucho movimiento. Son las claves del corte shag (de shaggy, despeinado), uno de los estilos más populares de los 70 y en absoluta tendencia en los doble cero. ¿Te suena la prescripción? ¿Es leerlo y escuchar cierta trotona sintonía?… Pues sí, no vas desencaminada: se trata de la mítica melena de Rachel (es decir, de Jennifer Aniston en Friends) en una nueva encarnación nominal y diversos sellos ‘de autor’ según los matices de color, longitud y capeado. Todo vuelve, si es que alguna vez se fue. Y, oye, después de La Ruptura como que apetece más reivindicar las cosas de Jenni, ¿no? Aunque sea por los pelos. ¡Team shag al poder!

pelo-shag-tendencia-2016-2

¿Alguien ha visto a Alexa sin una variación del shag alguna vez?

¿Ventajas de adoptar el shag? Es apto para todos los públicos y apenas necesita mantenimiento o productos de acabado. Como explica Noelia Jiménez, de Salón Noelia Jiménez, “su corte capeado se adapta muy bien a la forma de la cabeza, y si además le añadimos mechas y brillo le aportaremos movimiento. Es un corte muy versátil por lo que lo podemos llevar en todas sus vertientes: media melena, a capas, efecto despeinado, con raya al medio…”.

Cate Blanchett. Guapa y cómoda con un estilo que se mantiene solo (excepto por el color, claro).

Lo esencial es que el peluquero sepa entender el tipo de cabello para aprovechar al máximo las posibilidades volumétricas de este estilo. Si tienes un pelo muy fino, el capeado ha de ser distinto que en un pelo grueso o con rizo.

pelo-shag-tendencia-2016-4

Desde que Elsa se cortó la melena ha experimentado con toda clase de estilos. Este híbrido entre el garçon y el shag le favorece especialmente.

En cuanto al flequillo, es uno de los elementos más adaptables siempre que se mantenga el aspecto estudiadamente descuidado: el shag admite cualquier longitud, raya y espesor, desde los tupidos en cualquier dirección a los cortitos, pasando por los largos y abiertos. Eso sí, si tu pelu no es especialmente vanguardista, pide directamente un corte capeado y apóyalo con fotos.

corte shaggy

Aunque los caminos del shag no son inescrutables, el nombre puede desubicar al más pintado. Pero el resultado siempre es algo desmelenado y greñudo, exhibiendo pelazo en movimiento.

Como diría cualquiera, empodera tu melena o melenita con un “shaggy cut”

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

Deja un comentarioCáñamo, complemento nutritivo y terapéutico