Jengibre, 5 propiedades medicinales

Te desvelamos las 5 propiedades medicinales del jengibre, un tubérculo bulboso, áspero y no especialmente bonito al que se le conoce también como ‘raíz milagro’. En Oriente no falla en ninguna despensa, además de como , el jengibre es un rizoma curativo muy popular en la medicina tradicional china cuajado de propiedades beneficiosas para la salud, y se aplica en mil recetas gastronómicas, tés e infusiones.

jengibre-5-propiedades-imprescindibles-1

  1. Combate las náuseas.

Tanto, que se recomienda a las embarazadas que no puedan despegarse del Señor Roca, y también a quienes estén bajo un tratamiento de quimioterapia. Puedes tomar un poco de raíz en ayunas con una cucharadita de miel (el sabor es muy intenso, de hecho se parece bastante a beber colonia) o tomar un preparado comercial en pastillas o cápsulas. La ventaja es que así liberas a tu paladar de ese trance, si es que no te gusta el sabor.

  1. Es un eficaz antiinflamatorio.

El jengibre posee gingeroles, unos compuestos que actúan como antiinflamatorios naturales y son especialmente útiles para paliar el dolor de la artritis reumatoide o la osteoartritis. Así mismo, reduce las migrañas (y ¡las previene!) gracias a que bloquea los efectos de la prostaglandina, sustancia responsable de la inflamación de los vasos sanguíneos del cerebro.

jengibre-5-propiedades-imprescindibles-2

  1. Mejora el estado de ánimo.

¿Te notas decaída? ¿Flaquean tu estado anímico y tu apetito sexual? Prueba con el jengibre. Su rica composición a base de aceites esenciales, vitaminas, antioxidantes, minerales y aminoácidos la convierte en un interesante afrodisíaco al estimular la libido, además de mejorar los cuadros de depresión y combatir los signos de envejecimiento. Arriba, arriba, siempre arriba.

  1. Con un par de ovarios.

Si padeces síndrome premenstrual o dolores menstruales y no quieres tomar medicamentos, prueba con un té de jengibre para aliviar las molestias propias de estos procesos. Para prepararlo, hierve durante 10 minutos 3 rodajas de jengibre aplastadas con un tenedor (o ralladas) de un par de centímetros y añade miel al gusto y el zumo de media naranja y medio limón.

  1. Adiós, resfriados.

El jengibre alivia los síntomas del resfriado (congestión, escalofríos, tos…) y es útil como expectorante. La infusión de jengibre provoca tanto calor en el organismo, que es ideal para sudar y acelerar la recuperación. Además, actúa como agente para combatir gérmenes y luchar contra las infecciones.

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. Lolette

    Y además aromatiza las ensaladas

    ¡A mí me encanta!

Deja un comentarioLas sales de aluminio sí influyen en el cáncer de mama