Perfumes apestosos, cual es el tuyo

Perfumes apestosos son los que tocan las narices a los demás tanto como a ti mismo. No se trata de un simple no me gusta, es un me apesta. Lógico, un perfume puede levantar las más ardientes pasiones, destrozando la nariz de cualquiera y  provocar un rechazo visceral. Las cuestiones aromáticas pueden resultar un tanto complicadas cuando las compartimos con otros olfatos. Lo que a mí me gusta a otro le puede llegar a resultar vomitivo. A mí me ocurre con ciertos estilismos/outfits de Instagram.

shalimar-guerlain

A lo mejor te chifla rociar tu cuello con las más turbadoras e hipnóticas de las perfumerías, pero a tu pareja simplemente le recuerdan a su madre y no puede soportarlo. Tal vez no sea sólo él, a lo mejor son todos los ellos y ellas, los que se espantan tras tu fragante rastro. Y es que convivir con el aroma de un perfume que no nos gusta puede llegar a ser absolutamente insoportable.

Cuando adoras una fragancia, crees que a todo el mundo le gusta. nada más alejado de la realidad descubre un buen día al subir a un ascensor con una señora oliendo como una perfumería americana de los 50, es decir un floral voluptuoso. Sólo por el aroma ya te imaginas un perfume casi color coñac y bien cargadito! “Señora, xD, ¿a quién quiere seducir a las 7 de la mañana con este pestazo…?

Sí, a mí también me ha pasado, siendo yo la propia emisora de efluvios aromáticos nefastos para otros.¿Quién me lo iba a decir, yo siendo portadora de perfumes apestosos para terceros sujetos pasivos, sin pinza en la nariz?

perfume oil the body shop

Yo era nueva en la oficina (redacción de la revista Dunia) y evidentemente no me llamo Farala (y tampoco soy divina), más bien una ingenua al pensar en perfumarme con un aceite puro de almizcle para ir a trabajar. Era White Musk de The Body Shop y corría octubre de 1990. Mi primer día de trabajo en una revista femenina, una pipiola. Entonces, llega a mi mesa una curtida secretaria de redacción que según dice su nombre, me pregunta ¿qué perfume llevas? Y por supuesto no era para halagarme el aroma si no todo lo contrario, era para decirme que por favor no me lo volviera a poner jamás porque no lo podía soportar. Gracias, mensaje recibido con una sonrisa tan hipócrita como la propia emisora del mensaje. A mí tampoco me gusta tu cara, pero tendré que aguantarla cada día pensé yo encajando la mandíbula y tragando saliva.

Desde luego, confirmo que los perfumes invaden la atmósfera del mismo modo que el humo del tabaco y el de los autobuses. Por esos mismos motivos está prohibido fumar y perfumarse en muchos centros de trabajo, además de otros temas de salud y acoso olfativo a los compañeros.

Puro hedonismo personal y colectivo, los perfumes son para gustarnos y gustar. Se disfrutan mucho mejor en compañía y cómo hay tantas opciones dónde elegir… habrá que buscar alternativas a los perfumes apestosos para ella y para él, entre los nuevos lanzamientos.

Nada más lejos de mi intención, cuando me pongo perfume no quiero molestar, muchas veces sólo equilibrar el olor a humanidad desmedida.

perfumes peste insoportables

Con amigos. Cada vez que salgo a cenar con Alicia y Jorge, cómo sé que él no soporta los perfumes, ninguno dice él, pero tanto Alicia como yo sabemos que las aguas frescas de Acqua di Parma, , Roger & Gallet, Rochas y Caron no le hacen padecer ningún estrago. Si salgo con ellos, evidentemente no me pongo Opium de , mi oriental de referencia por siempre. Muchas veces es una cuestión de incompatibilidad temporal. Los aromas despiertan emociones: positivas y negativas. Puedo asegurar que yo misma no soportaba la fragancia de las rosas y al usar la Rosa Damascena a través de la terapia floral del Dr. Bach me liberé del problema. Ahora ya puedo disfrutar de casi todas las rosas del jardín..

Sin embargo, mi maridito acostumbrado ya a todo tipo de perfumes, un día se reveló contra un gel de baño perfumado de Samsara (Guerlain), sacándolo directamente al balcón porque no soportaba su aroma y eso que él es fiel a Heritage de Guerlain y no quiere cambiar. Menos mal, a mí me encanta Heritage tanto para él como para mí. Me lo pondría perfectamente si no fuera su fragancia.

Tampoco puedo usar Gris Clair de Serge Lutens, uno de mis favoritos, con una interpretación única de lavanda. A veces me la pongo a escondidas. Buenísima, sí, pero en este caso es toda mi familia al completo, mi santo y mi hija la detectan…”mamaá, otra vez te has puesto esa colonia”. Todo el mundo sigue llamando colonias a los perfumes. A veces la comunicación no llega. Espero que todos los lectores de Belleza Pura sepáis que es una cuestión de concentración alcohólica, las colonias tienen mucho alcohol y se evaporan rápido, las eau de toilette, eau de parfum, parfum y extracto entran en la categoría de perfumes o fragancias.

Sea como fuere, cuando nuestro perfume les toca las narices, habrá que buscar un aroma compatible o al menos llevadero para ambos, tríos y todo el colectivo LGTB included. La nueva generación de perfumes unisex puede ser un punto neutral para juntar nuestras narices de común acuerdo.

En cualquier caso, la elección de un perfume en pareja puede ser una experiencia divertida y una nueva oportunidad para conocerse mejor, esencialmente.

¿Cual es tu perfume apestoso? Justo, ese que se te hace insoportable de oler.

Beatriz Peña: "Intentando descubrir la camiseta del hombre feliz y la última tendencia de pasarela... Al mismo tiempo, persigo todo aquello que pueda contribuir a generar esas pequeñas dosis de poesía y belleza que todos tenemos dentro. Una de las mejores fórmulas que he encontrado tiene una larga lista de ingredientes y la mayoría son gratis: 8 horas de descanso, alimentación sana, equilibrio mental, ejercicio suave y masajes diarios por cara, cuerpo y cabello, disfrutando de exquisitos afeites y aromas. Prometo ayudarte a encontrar ese Jardín del Edén que todos buscamos. Sigo mirando las noticias de cerca, y viviendo esta aventura como si fuera un apasionado sueño".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

17 comentarios

  1. Rosa

    Me encanta Samsara!!!! Y en mi pais ya. no lo consigo .Es delicioso. Soy Argentina.

  2. Iuliana Andreea Munteanu

    A mi me encantan los perfumes, aunque a primeras horas de la mañana si es muy fuerte no puedo con ellos, me marean y todo. Y los olores a coco, demasiado empalagoso para mi gusto 🙂

    • Beatriz Peña

      De acuerdo contigo Iuliana. Los perfumes de día son una cosa y los de noche, otra. O así debería ser.

      Besos,

  3. angeles

    Me gustan los perfumes fuertes pero los que no soporto son los de la marca Carolina Herrera. me empalagan un montón.

    • Beatriz Peña

      El gusto floral de algunas fragancias hechas a medida del público americano puede ser demasiado exuberante en nuestra vieja Europa. Y ya de Japón ni hablamos.

      Besos,
      BP

  4. Verónica

    Aquel pobre chico, se perfumó como seguramente haría todos los días FRÍOS que precedían al que yo, y resto de almas con napia dimos con él, pero aquél no fue un día igual era de estos en los que la recién inaugurada la primavera regalaba unos cuantos rayitos de sol que juntaron más de 25 grados .. y claro, el pérfido airecillo frío no se quedaba con su mezcla de notas para la eternidad..
    A mí lo que me hacía gracia era verlo esperando en un peatón al lado de una gasolinera!! Apestaba a 200 mts seguro.
    Por otro lado, en algunos países europeos ‘ellos’ coinciden abrumantemente en darle al frasco de licor y al de colonia .. que no escasee el alcohol.
    Abrazos

    • Beatriz Peña

      Ay, Verónica:

      Qué bueno, pues a darle al frasco o a la frasca…

      Gracias por compartir tu opinión.
      BP

  5. Alex

    Que voy a decir! No soporto los dulces gourmand, ni los acuáticos ni los que huelen a suavizante. Si no hay un poco de fealdad no hay belleza, y a partir de 2005-6 no hay fealdad…
    Pasa por mi lado con un Opium, un Paloma Picasso, un Kouros, un Mona di Orio y ya me has ganado! Por cierto e aceite de jazmín no sería Lust de Lush no? Una bomba de jazmín salvaje animal que mezclado con otros es lujuria pura. Excelente con orientales y amaderados!

    • Beatriz Peña

      Alex,
      Como te comprendo.
      El aceite de jazmín era de Korres, uno especial que sólo se vende en su farmacia de Atenas. Una maravilla en todos los sentidos.

      Besos.

  6. Towanda

    A mï me encanta Inlé de Memo, pero a la vez me parece tan intenso incluso con escasas vaporizaciones, que me produce náuseas si estoy en un espacio reducido. Un taxi, por ejemplo; menuda escena la última vez que me lo puse para aguantar todo el viaje sin echar la papilla allí mismo.

    • Beatriz Peña

      Towanda, querida mía.

      Me muero por olerlo. No lo conozco, pero a ti sí y debe ser heavy…

      Besos,

  7. Monsieur Vetiver

    M7 de YSL, en la reformulación de finales de los 90, es una obra maestra pero soy incapaz de llevarlo, igual que ciertas obras maestras que no pondría en mi casa. Me da dolor de cabeza y sé fehacientemente que molesta a los demás

    • Beatriz Peña

      jajajaja…Las obras maestras para los Museos del Perfume. Qué lástima…

  8. Maria Burgos

    Jaja, la verdad es que te has gastado un pastón en el perfume, te pones toda mona, te sientes la reina y plassss…una nariz arrugada en gesto de reprobación. Mi olor apestoso no fue un perfume, sino una manteca de Lush, cuyo olor me encantaba, pero se extendía por el pasillo como estela dejada por mofeta. Incluso aunque sea bueno, y relativamente fresco, el exceso mata.

    • Beatriz Peña

      Qué bueno! Mi mejor perfume, quiero decir el que más ha gustado era un aceite de jazmín que olía sensacional. Las mantecas corporales con aromas, pueden ser excesivas también.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Bss.

  9. maria pilar melendez simon

    Ufff como te comprendo, en mi primer trabajo me perfumaba con aceite esencial de rosas, una minigota detras de cada oreja y listo, olia suave y muy bien, pues me preguntaban que marca era para comprarla, no te digo mas, a mi compañera se le retorcio el higado de envidia y a los pocos dias estrella contra el suelo un apestosisimo perfume frances,” hayyy que pena, que se me ha caido” (para ser frances que mal olia la verdad) para apestarnos a todas, cuando se fue al desayuno pase un trapo con alcohol para que atufara menos, vaya mañanica que nos dio……

    • Beatriz Peña

      Ay, los trabajos cuerpo a cuerpo…Jajajaja. Me has recordado cuando en una ocasión mi sobrina dejó caer involuntariamente un frasco de Fleur de Rocaille de Caron sobre el suelo. Un aroma que me encanta, pero fue como una bomba de perfume a dosis excesiva.

      Besos,

Deja un comentarioKeracnyl de Ducray, al grano del acné adulto