Menopausia, claves para alimentarte bien

El pasado 18 de octubre fue el Día Mundial de la Menopausia. Otra conmemoración más a las que ya llevamos este mes, pero ésta es muy importante para todas nosotras: antes o después nos toca pasarla y cuanto mejor nos preparemos, mejor nos encontraremos. Por eso, en este post os voy a dar unas cuantas claves de alimentación para que sea más llevadera, porque somos más de 7 millones de mujeres las mayores de 50 años.

menopausia

La , la edad del abanico.

No os agobiéis por esta etapa, la de la menopausia porque no es para tanto. Algunas ya la hemos pasado; otras estaréis a punto y a otras os quedarán muchos años. No hagamos drama, que no lo es. Para muchas es una liberación: por ejemplo, ya no hay miedo a quedarse embarazada. Por lo demás, es una etapa como otra cualquiera, con unos cambios hormonales como los que hemos tenido a lo largo de nuestra vida (que no son pocos). Lo que sí es necesario es prepararse para ella y asumir que en los primeros momentos podemos pasar algunos malos ratos. ¡Bienvenidas a la edad del abanico! Comprad unos cuantos y guardadlos en bolsos, cajones…

La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM) define así este proceso: “Es un momento de la vida de la mujer caracterizado por el cese de la menstruación, y que inicia una etapa de la vida que se conoce como climaterio. Esta etapa representa la transición entre el período fértil y la vejez. A pesar de no ser una enfermedad, provoca, en la mayoría de las mujeres, síntomas molestos que alteran la dinámica social y laboral”. Se inicia entre los 45 y 54 años y se produce porque se comienza a perder progresivamente la función ovárica y por tanto baja la producción de las hormonas femeninas, los estrógenos y la progesterona.

gremlin

A veces las hormonas se parecen mucho a un Gremlin.

Para mí, las hormonas siempre se han parecido a un Gremlin, de la tabarra que dan, pero como no queda otra que aguantarse, mejor será que nos lo tomemos con tranquilidad y filosofía y, sobre todo, que nos alimentemos bien.

En esta etapa nos encontramos con algunos síntomas indeseables:

  • La disminución de estrógenos hace que la grasa tienda a acumularse en la zona abdominal.
  • Aumenta el riesgo de padecer colesterol, hipertensión arterial, osteoporosis y diabetes.
  • Los sofocos, problemas de sueño, cambios de humor y episodios depresivos también suelen ser habituales.

¿Podemos hacer algo? Lo primero ir al ginecólogo. No te puedes saltar las revisiones. ¡No Se Puede! Si él considera que tienes que hacer algún tratamiento, te lo prescribirá pero Nunca Te Tomes Nada Que Te Cuenten Otros.

Puedes seguir una alimentación para aliviar los síntomas de la menopausia. La doctora Paula Rosso, nutricionista de la clínica del doctor Lajo Plaza nos aconseja qué comer: 

  • Alimentos ricos en fitoestrogenos: Son alimentos que tienen funciones similares a los estrógenos y compensan el déficit hormonal que sucede en este periodo. Por ejemplo, la ya muy conocida soja es muy rica en genisteina y daidzeina, dos isoflavonas que reducen los síntomas derivados de la menopausia, como los sofocos, y por otro lado aumentan el colesterol bueno, disminuyen el riesgo de cáncer de mama, osteoporosis y enfermedades cardiacas. Por otro lado es una fuente importante de proteína vegetal fundamental también en este periodo para prevenir la perdida de colágeno.
  • Alfalfa: es muy rica en genisteina como la soja y es muy recomendable incluirla en las ensaladas diarias en forma de brotes.
  • Alimentos ricos en boro, que aumentan los niveles de estrógenos en sangre. Son, por ejemplo, las fresas, tomates, manzanas o peras.
frutas

¡Dale a la fruta!

  • Alimentos ricos en calcio: son muy recomendables los lácteos, como quesos, yogures y leche. En el caso de ser intolerantes a la lactosa, una buena alternativa son las sardinas, boquerones, frutos secos, higos, coles, cebollas y ajos, ya que también poseen un alto aporte de calcio.
sardinas-y-boquerones

Las sardinas y los boquerones proporcionan un aporte extra de vitamina C.

  • Cardamomo: rico en estigmasterol y nerol y ayuda a combatir los males asociados a la menopausia.
  • Alimentos ricos en vitamina C: todos los cítricos.
  • Alimentos ricos en aminoácidos esenciales (proteína animal y huevos): en los primeros años de la menopausia la producción de colágeno disminuye un 30% y debemos intentar compensar este déficit con un aporte nutricional extra. 

Una etapa más en la vida que hay que resolverla sin dramas y con eficacia. ¿Preparadas?

Eulalia Sacristán: Soy periodista desde hace muchos años, quizás más de los que me gustaría. Desde siempre me ha gustado la ciencia y todo lo que se deriva de ella: la belleza, la nutrición, la salud, el bienestar, la psicología. Porque esto también es ciencia, al igual que la física o las matemáticas; con otro tinte, pero ciencia al fin y al cabo. Y también me gusta mirar las noticias desde un punto de vista cercano y contarlo para que lo entienda todo el mundo. De eso trata comunicar, ¿no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios

  1. angeles

    La verdad es que yo tengo mucha suerte, toco madera, en ese sentido ya que nunca me han dado sofocos ni ningún tipo de problema. Sí procuro tomar alimentos lo menos procesados posible y siempre he continuado haciendo ejercicio, pero sí lo he notado bastante en la piel.

    • Eulalia Sacristán

      Sí, eres una afortunada, pero no siempre, siempre hay que hacer las revisiones que nos diga nuestro médico.

Deja un comentarioQueratina, pros y contras de los alisados perfectos