Hilos tensores, el lifting de medicina estética

Mínimamente invasivo, ambulatorio y con un resultado natural. Son las claves de los hilos tensores, un lifting biológico no-quirúrgico destinado al rejuvenecimiento facial y corporal con 40 años de solera.

Mucho ha cambiado en esta técnica tensora desde sus inicios, cuando el oro protagonizaba unas infiltraciones no exentas de estragos, hasta nuestros días de acicalada modernité, en los que los hilos tensores de polidoxanona o de ácido poliláctico tensan y redensifican los tejidos sin un mal efecto secundario que llevarse al coleto. Una burla a la fuerza de la gravedad y sus sobradamente conocidos efectos que permite estirar un poco más, nunca mejor dicho, la lozanía juvenil con buenos resultados.

hilos-tensores-1

Hablamos de los hilos tensores según su forma:

  1. Hilos lisos o monofilamentos.

Delicada y fina malla que se sitúa estratégicamente debajo de la piel para impulsar la producción natural de colágeno.

  1. Hilos espiculados.

Algo más gruesos que los anteriores, presentan unas púas en distintas direcciones (hasta cuatro) que mejoran la adherencia a la epidermis.

  1. Shilhouette Soft.

Evolución no quirúrgica de las suturas con conos propia de la cirugía estética. Es la opción más potente porque los conos actúan como un ancla y evitan que el hilo se desplace.

Cada uno de ellos proporciona una tracción inmediata del tejido subcutáneo, reposiciona las facciones y combate la flacidez, pero su indicación y colocación varía según la edad y el estado de la piel. Tu médico-estético sabrá aconsejarte desde la más estricta profesionalidad atendiendo a unas expectativas razonables.

Según el caso, se pueden combinar entre sí o maridarlos con otros tratamientos médico-estéticos como la mesoterapia, los fillers de relleno, la toxina botulínica, la radiofrecuencia o el láser, con un foco de actuación facial, en el cuello (donde se localizan los mejores resultados) o corporal (siendo especialmente notable la mejora del abdomen).

Dónde probarlos:

Clínica Maux

Hermosilla, 22. 1ºC

28001, Madrid.

Tel: 914319650

info@clinicamaux.es

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 comentarios

  1. angeles

    Yo de momento mi cara ni tocarla, no veo a nadie que esté bien.

  2. Beatriz Peña

    Jajajajaja, Lolette.
    La risa es el mejor cosmético.
    Bss.

  3. Lolette

    Seguro que funcionan fenomenal

    Pero también tensa el rostro reirse

    Y es gratis y alegra la vida 🙂

Deja un comentarioEspaña,Top 5 mundial en cirugía plástica