Lash Lifting, el Wonderbra de las pestañas

Allá por los años 90, sonó mucho el conocidísimo slogan “mírame a los ojos” de cierta marca de sujetadores. Hoy es Mi Calle de Nueva York quien recupera el efecto push up para entregárselo a las sufridas niñas de tus ojos en Lash Lifting, su nuevo tratamiento para las pestañas con el que, esta vez quizá sí, no te mirarán –tanto- a las tetas.

lash-lifting-pestanas-1

Vaya por delante que el lifting es más metafórico que otra cosa. No hay que pasar por camilla ni dejarse ‘invadir’ por cuerpos extraños, sólo abrir la mirada de par en par gracias a la aplicación de una máscara semipermanente que se mantiene en tus de 5 a 8 semanas. ¿Alguna vez has probado el esmaltado semipermanente? Pues es la misma idea de maquillaje duradero con muy poco mantenimiento, ideal para mujeres escasas de tiempo para estos menesteres.

El tratamiento incluye, además, la colocación sobre los párpados de unas almohadillas de silicona que estiran y elevan el pelo, haciéndolos parecer más largos y espesos. Una pequeña obra arquitectónica llamada a aumentar y realzar tu capital capilar inicial, tal y como hacía el Wonderbra.

¿Un gran paso para la pestañidad? A falta de probarlo, veo como posible escollo la incomodidad del invento. Es de esperar que las almohadillas sean tan cómodas como las extensiones que, bien puestas, no se notan absolutamente nada. Como tampoco el poderoso relleno de los sujetadores de nueva generación, muy lejos de las ortopedias con las que nos castigábamos antaño.

Como te contamos hace unos días, Tom Pecheux se ha propuesto que las pestañas de los Ángeles de Victoria´s Secret sean trending topic por encima de cualquier otro encanto, ya sea un trampantojo lencero o una despampanante modelo. ¿Se está reinventando lo sexy por antonomasia definitivamente y vamos hacia terrenos menos evidentes? Mírame a los ojos y hablemos de ello en una cena, yo invito.

Precio Lash Lifting: 60 euros.

Puedes probarlo en Mi Calle de Nueva York.

Barquillo, 39.

28004, Madrid.

Tel: 911965444

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

Deja un comentarioMaquillaje corrector, trucos de experto