Comidas de navidad, guía básica para sobrevivir

Llega la . Tiempo de amor paz y… comilonas. Según una encuesta realizada por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) y la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la (SEDCA), tres de cada cuatro españoles sufren síntomas como hinchazón de estómago, ardores, indigestión o náuseas como consecuencia de los excesos cometidos durante las fiestas navideñas.

dolor-de-barriga-11776

Si eres uno de esos tres que se pone malísimo el día 26 de diciembre o el 2 de enero, te interesa saber cómo no pasarlo tan mal. Si eres el que no sufre esos síntomas, estás de enhorabuena, pero ya que has empezado a leer, no me dejes, que seguro que alguien de tu familia necesita estos consejos y ¡quién mejor que tú para dárselos!

Llegan estas fiestas y nos lanzamos a llenar la nevera, preparar menús y ponernos como el Kiko (no, el Rivera, no), el de toda la vida. Cada una de las comidas navideñas que hacemos supone una media de 1.100 calorías, y muchos de nosotros hacemos entre tres y cuatro comidas de éstas: que si los amigos, los compañeros de trabajo, la familia… Vamos, que empezamos las comilonas con la lotería y terminamos el día de Reyes. Tantos días pasándonos de grasas, dulces, sal y alcohol no puede conducir a nada bueno y si a esto se añades que se deja de hacer ejercicio, tenemos la bomba de relojería preparada. Al final de las fiestas hemos engordado entre dos y seis kilos y tenemos el estómago y el hígado hechos unos zorros.

“El acúmulo de excesos durante tantos días puede provocar sobrecarga digestiva y digestiones pesadas, ya que son comidas con muchas calorías, grasas y mucha sal. Así, pueden aparecer síntomas como hinchazón y ardor de estómago, dolor estomacal, náuseas, vómitos, diarreas y malestar”, asegura el doctor Juan Carlos Ocaña, profesor clínico de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Alcalá y miembro del grupo de Fitoterapia de SEMERGEN (Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria). Además, indica el doctor, “el alcohol es el nutriente más calórico de todos y puede irritar la mucosa gástrica, dando lugar a ardor de estómago y a sobrecargar de trabajo al hígado”.

homer-simpson

¿Cómo comer estas fiestas para no acabar así de perjudicado como Homer Simpson?

  • Hacer cinco comidas diarias: es importante no saltarse ninguna y tomar algo a media mañana y a media tarde para no llegar al evento con un hambre canina.
  • Planificar bien el menú para no repetir comidas y que no sea demasiado abundante.
  • Procura comer despacio y en cantidades moderadas y evitar terminar con la sensación de que no poder comer más.
  • Limita los dulces: es preferible hacer una selección pequeña ya que tienen un alto porcentaje de grasas y de azúcares.
  • Los días que no sean fiestas no dejes de comer: haz las cinco comidas habituales en las que se incluirán verduras y frutas.
  • Haz algo de deporte, al menos una hora al día para compensar los excesos.
recetas-de-ensaladas-de-navidad

Un plato ligero, como una ensalada, es un buen comienzo.

 

Apunta estos trucos para evitar excesos:

  • Elige una ensalada para empezar.
  • Evita el picoteo; mejor una ración.
  • Si vas a poner embutido, es mejor optar por un jamón ibérico, que tiene menos grasa (y está más rico).
  • No te hinches de marisco.
  • Sal, poca.
  • No consumas fritos ni otras preparaciones culinarias pesadas.
  • Como plato principal: pescado al horno, que tiene menos grasa. Si se elige carne, que sean las piezas más magras y evitar los guisos y las salsas. Es mejor optar por las carnes de ave (pollo, pavo, pularda) que el cerdo o el cordero.

 

pularda rellena

La pularda es un planto principal estupendo.

  • En las salsas, reemplaza la mantequilla o la nata por leche evaporada.
  • De postre: macedonias, gelatinas, frutas y sorbetes. Y también puedes apostar por la fruta asada, que es ligera y sabrosa.
  • Bebe agua. Ya, es difícil durante las fiestas pero… si bebes vino, controla.
  • Los licores no ayudan a hacer la digestión; es más, el alcohol, a altas dosis, no aligera la digestión sino que es un gran irritante de la mucosa gástrica. Y si crees que el licor de hierbas es digestivo ¡error!, porque no mantiene sus propiedades ya que el alcohol las inhibe.

Para ayudar a realizar la digestión, Teresa Ortega, profesora de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid y vicepresidenta de INFITO, afirma que “puede resultar útil la toma de preparados farmacéuticos de plantas medicinales, como el cardo mariano, que ayuda a proteger el hígado y mejorar su función para facilitar la digestión de sustancias grasas. El cardo mariano, aprobado ya como medicamento tradicional para afecciones digestivas relacionadas con la función hepática, ayuda a eliminar las toxinas acumuladas en el hígado”. También ayuda las hojas basales de alcachofa. Ambos productos se venden en farmacias y parafarmacias. Por supuesto, antes de tomar nada, consulta con tu médico o farmacéutico.

Eulalia Sacristán: Soy periodista desde hace muchos años, quizás más de los que me gustaría. Desde siempre me ha gustado la ciencia y todo lo que se deriva de ella: la belleza, la nutrición, la salud, el bienestar, la psicología. Porque esto también es ciencia, al igual que la física o las matemáticas; con otro tinte, pero ciencia al fin y al cabo. Y también me gusta mirar las noticias desde un punto de vista cercano y contarlo para que lo entienda todo el mundo. De eso trata comunicar, ¿no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. angeles

    Navidad es una vez al año y hay que disfrutarla y no pienso renunciar a mis vinitos y mis dulces que me apasionan.

Deja un comentarioRegalos con chispa que marcan la diferencia