Proenza Schouler, primavera-verano 2017 a todo color

La próxima temporada primavera-verano 2017, según Proenza Schouler vendrá definida por la fusión de la artesanía y el detalle con un refinado sentido de la comodidad.

El dúo neoyorquino formado por Jack McCollough y Lázaro Hernández ha hecho desfilar por la pasarela una colección basada en el movimiento que pone el acento sobre la confección y el uso de telas elaboradas a medida. Los plisados, los cortes asimétricos y las faldas fluidas junto a los cuerpos entallados fueron los códigos de un desfile ecléctico en el que también destacó un singular elemento de belleza: las orejas maquilladas.

proenza-schouler-primavera-verano-belleza-0

Pintadas de blanco y amarillo gracias a la pericia de la maquilladora Diane Kendal, los pabellones auditivos de las modelos ejercieron de marco para los largos pendientes de la última colección de joyas firmada por Proenza Schouler. Un gesto de maquillaje de inspiración tribal en el que se intuye una tendencia de pasarela (quizá difícil de adaptar a la calle) que ya han interpretado en distintas versiones Opening Ceremony, Louis Vuitton, Davidelfín o Anthony Vaccarello. ¿La precursora fashion? Diana Vreeland, quien solía llevar las orejas empolvadas con colorete.

proenza-schouler-primavera-verano-belleza-2

Pero no es ésta la única peculiaridad que vincula al talentoso dúo de diseñadores con la belleza. En 2014 lanzaron junto a M·A·C una colección de cosméticos –que no incluía colorido específico para las orejas- y en 2015 se convirtieron en socios del gigante L´Oréal, quien también colabora con Cacharel, Maison Martin Margiela o Viktor & Rolf, con el objetivo de crear una línea de fragancias de lujo. ¿La única sorpresa que nos reserva la multinacional para con Proenza Schouler? El tiempo lo dirá.

proenza-schouler-primavera-verano-belleza-4

En cualquier caso, no cabe duda de que la firma ha consolidado un desarrollo más que interesante. Desde su nacimiento en 2002, la firma ha obtenido cinco premios CFDA y se vende en más de 100 puntos de venta, incluyendo los muy exclusivos Barneys New York, Bergdorf Goodman, Harvey Nichols Le Bon Marché o Joyce. Una golosina para emporios masivos que quieran reforzar sus vías de negocio más selectas.

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. Pingback: Manifiesto de marca mayor – Maria  Buitrago Villalobos

  2. angeles

    No es para mi y lo de las orejas creo que va a tener pocos seguidores.

  3. M Angeles Guerra

    Unos diseños diferentes y originales.
    Me gusta la combinación.
    Besitos

Deja un comentarioLa homeopatia, verdad, mentira o todo lo contrario