Fotodepilación, algunas verdades y mentiras

En los últimos años, la fotodepilación ha ido ganando terreno a otros sistemas de eliminación del vello por su carácter definitivo. Se trata de un tratamiento médico (rechace imitaciones) con fines estéticos que se puede realizar de dos maneras: con láser o con luz pulsada intensa (IPL).

Ahora bien, ¿elimina toda clase de vello? ¿Duele? ¿Es seguro depilar el pubis? ¿Requiere otros tratamientos posteriores? El Dr. Jaime Tufet, miembro de la SEME (Sociedad Americana del Láser y la Sociedad Europea del Láser Médico-Quirúrgico), nos explica los mitos que se esconden tras esta técnica.

mitos-fotodepilacion-1

Las personas con pelo fino y rubio tienden a pensar que el suyo es un caso perdido. Se equivocan. Como reconoce el Dr. Tufet, el pelo fino o rubio tiene menos concentración de melanina y es más complicado de eliminar porque el láser ‘ve’ el contraste, pero no es imposible con los láseres actuales. La única causa realmente perdida es el vello albino.

Además de versátil, la goza de la ventaja de ser la técnica más eficaz para eliminar el vello para siempre. Para S I E M P R E, qué bien suena, ¿verdad? “Sólo en casos muy puntuales puede ser necesario un repaso anual”, aclara el Dr. Tufet. Lo que sí es necesario tener en cuenta que cada zona requiere un número indefinido de sesiones, marcado por el punto de partida de cada persona.

Exactamente como las molestias que se sientan durante el tratamiento, definidas por el umbral de dolor personal. La fotodepilación consiste en pequeñas descargas lumínicas directas al nervio donde nace el vello, y esto puede suponer un dolor insoportable o una molestia mucho menor que la cera o la depilación con maquinilla eléctrica. En cualquier caso, la duración juega en su favor: la fotodepilación es el sistema más rápido, con lo que el dolor siempre será una carga más liviana…

mitos-fotodepilacion-2

Se puede depilar todo el cuerpo con la fotodepilación. Sí, también las más delicadas: mentón, labio superior, mejillas, orejas, nariz, areolas… Lo que no es recomendable es la depilación integral del pubis por motivos de salud. “El pelo genital”, explica el Dr. Tufet, “cumple funciones claras como proteger la zona de heridas y golpes. Al tratarse de un tratamiento definitivo hay que plantearse si el resultado estético es el más adecuado con el paso de los años”.

Ahora que llega el buen tiempo, es importante tener en cuenta la incompatibilidad con el sol. Hay que evitar broncearse (con sol o UVA) “mínimo 2 semanas antes y 2 después de cada tratamiento”, cuenta Tufet. “La piel recién bronceada presenta un proceso inflamatorio que puede responder de forma no apropiada al efecto del haz de luz, dando lugar a hiperpigmentaciones o hipopigmentaciones” (zonas con mayor o menor coloración respecto a la piel normal).

Después de la fotodepilación, es más que recomendable aplacar la piel enrojecida con aloe vera durante 4 0 5 días, y evitar el calor y la humedad sobre la zona (sol, sauna, piscina, bañera de agua caliente…). Imprescindible la protección solar total en la zona si ésta va a estar expuesta al sol.

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 comentarios

  1. angeles

    Tengo la suerte de no tener vello en las piernas.

  2. Lolette

    Pensaba que con mi pelo fino era más complicado

    Pero veo que no …

Deja un comentarioInmunodeficiencia primaria, con las defensas por los suelos