Betsyjons Via Foter

Verdades y mentiras sobre tu melena

Tener una melena bonita o lucir un buen pelo preocupa a la mayoría de las mujeres. Un cabello sano, cuidado, con brillo, cuerpo y dinamismo nos hace sentir más seguras, atractivas, elegantes y con un punto de sofisticación. Sin embargo, algunos se encargan de decirnos qué hacer o qué no aunque no siempre sean verdad.

Pelo o pelazo, he aquí la cuestión. Si quieres tener un pelo frondoso no te creas todo lo que te cuentan por ahí.

pelo

Brizzle born and bred via Foter.com CC BY-ND

Sin llegar a estas “lanas” de nuestras antepasadas (Qué hermoso pelo tienes, carabí), que no hay nada peor que pasarse en este mundo de la belleza, sí que hay unos puntos importantes a la hora de cuidar nuestro .

  • Cortar el pelo hace que crezca antes. Verdadero. No hace falta darse un tajo tremendo, pero sí cortarse las puntas un poco una vez al mes o cada dos meses. Las puntas abiertas y no cortarlo pensando que así tienes el cabello más largo le restan fuerza y evitan que crezca vigoroso y rápido.
pelo

LadyofProcrastination via Foter.com CC BY-NC-SA

  • El cabello se sanea después del . Falso. Un buen corte antes del verano y durante la época de estío lo fortalece, estimula el crecimiento y evita daños irreparables al final de la temporada.
  • El agua fría abrillanta el cabello. Verdadero. No es necesario que te congeles ni lavar el pelo con agua helada, pero sí conviene comenzar con agua tibia al aplicar el champú para ayudar a dilatar el poro y que el cuero cabelludo se limpie bien. Es en el último aclarado donde nos ayudamos del agua más fresca para estimular y sellar la cutícula y dar luminosidad al pelo.
  • No hay que dormir con el pelo mojado. Verdadero. Mantener mucho tiempo el pelo mojado sobre la almohada puede dañar la cutícula y el cuero cabelludo y ocasionar picores e irritaciones.

pelo

  • Es preferible desenredar la melena en seco. Falso. El cabello húmedo es más flexible. Cuando la fibra capilar está seca, y más si son melenas largas, hay más posibilidad de rotura. La clave está en utilizar cepillos y peines adecuados que no dañen el cabello. Si está mojado, el pelo se desenreda mejor con un peine y si está seco, con un cepillo de madera y cerdas naturales.
  • No es necesario cepillar el cabello a diario. Falso. El cepillado regular del cabello estimula la circulación sanguínea, lo que genera el crecimiento; oxigena el cuero cabelludo y elimina las impurezas, como grasa, restos de lacas, ceras, etc. El cepillado de raíz a puntas distribuye los aceites naturales protegiendo la fibra capilar contra los factores externos. Si lo cepillas varias veces al día, fortaleces el cabello, lo haces más flexible y estará más brillante.
  • El cabello se cepilla de raíces a puntas. Falso. Conviene cepillar primero las puntas, sin tirar del pelo y sujetándolo bien por la mitad. Luego se cepilla de medios a puntas y se acaba de raíz a puntas y siempre, separándolo por mechones. ¿A que de esto no tenías ni idea?
pelo

Robert Redford lava el cabello a Meryl Streep en “Memorias de África”

  • Lavar el pelo cada día es perjudicial. Falso. El pelo debe lavarse cuando se necesite y siempre usando productos adecuados. No es cierto que cuanto más se lave el cabello más grasa produce porque la grasa la regula las hormonas y difiere de cada persona. Ahora que hace mucho calor, la necesidad de lavarse el pelo aumenta porque sudamos y si estamos en la playa, el cloro, la arena o la sal pueden provocar alergias e irritaciones si no lavamos el cabello.
  • El cabello se cae con el lavado. Falso. No se cae como consecuencia del lavado sino porque son cabellos viejos y les toca ya caerse. Cada día se desprenden de nuestro cuero cabelludo entre 50 o 60 pelos, que son reemplazados por otros que salen en el mismo sitio.
  • Lavar poco o no lavarse el pelo es bueno. Falso. Esta medida que contradice la tendencia del No Poo está contraindicada por los expertos, ya que la función del champú es limpiar el cuero cabelludo para que el poro y el folículo respiren y el cabello esté sano y fuerte. Utiliza un buen champú que preserve las características naturales del cabello y no lo debiliten.

Además de todos estos consejos que nos ha dado Claudia di Paolo, reconocida beauty hunter y especialista en cosmética capilar, hay algo en lo que todos los peluqueros y dermatólogos están de acuerdo: una buena alimentación es clave para tener un cabello sano.

Eulalia Sacristán: Soy periodista desde hace muchos años, quizás más de los que me gustaría. Desde siempre me ha gustado la ciencia y todo lo que se deriva de ella: la belleza, la nutrición, la salud, el bienestar, la psicología. Porque esto también es ciencia, al igual que la física o las matemáticas; con otro tinte, pero ciencia al fin y al cabo. Y también me gusta mirar las noticias desde un punto de vista cercano y contarlo para que lo entienda todo el mundo. De eso trata comunicar, ¿no?

Deja un comentario

Deja un comentarioNutricosmética solar, fotoprotección vía oral