Photo Credit GViciano Via Foter.com CC BY SA

Agua con gas, un agua muy sana

¿Has visto cómo se está poniendo de moda el agua con gas? Mira a tu alrededor: en las terrazas, en los restaurantes… cada vez hay más gente bebiendo con gas. ¿Sabes por qué? Porque el agua carbonatada contribuye a disminuir el riesgo de enfermedades como diabetes, hipertensión, osteoporosis y obesidad en adultos sanos.

agua con gas

Photo credit: Neal. via Foter.com / CC BY-NC

Esas burbujitas que nos hacen cosquillas en la garganta son buenas, además de refrescar y quitar la sed. Bebiendo agua nos quitamos calorías y los efectos perjudiciales del alcohol. En 2105 se consumieron en España 4.913 millones de litros de agua mineral, de los cuales 179 millones fueron de agua con gas o carbonatada. Parece poco en relación a la cantidad de agua mineral que bebemos; y es que existen pocos manantiales de agua con gas y de ahí que el hábito sea menor que en otros países.

Beber agua es un mantra que oímos en todos los sitios: hay que beber agua para hidratarnos y para ayudar a transportar los nutrientes y otras sustancias en el organismo. Sin embargo cuando leemos agua se nos viene a la cabeza un agua corriente y moliente, incolora, inodora e insípida, pero no el agua con gas.

agua con gas

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha realizado un ensayo clínico con el agua con gas más conocida de nuestro país, Vichy Catalán, que revela las propiedades mineromedicinales del consumo diario de este tipo de agua.

Y han concluido que:

  • Contribuye a reducir el riesgo de sufrir enfermedades metabólicas crónicas, como la diabetes, la obesidad, la osteoporosis o la hipertensión.
  • Los efectos de este agua se notan a los pocos minutos de su consumo al activar inmediatamente las moléculas presentes en el proceso digestivo, por lo que es recomendable para las digestiones pesadas.
  • Su consumo habitual favorece que esta mejora se mantenga durante las cuatro y ocho semanas posteriores, por lo que se aconseja su ingesta frecuente, siempre junto a una alimentación sana y equilibrada.
  • Mejora el metabolismo de los lípidos y la reducción de los niveles de glucosa, además agiliza el proceso de filtrado de los riñones por su alto contenido en sodio. Se ha observado una disminución en el LDL colesterol (colesterol malo) y triglidéridos y un aumento de HDL o bueno.
  • Reduce el riesgo vascular en adultos sanos. El estudio clínico demuestra que este agua no eleva la presión arterial, lo que desmiente la falsa creencia de que las aguas carbonatadas no son recomendables para las personas con hipertensión.

agua con gas

Para hacer el estudio que ha durado tres años, los más de sesenta voluntarios se han sometido a largos periodos de consumo de agua de Vichy Catalán y a otros de agua mineral sin gas mientras se les practicaban diversas mediciones, como el control de peso, alimentación, presión arterial, así como varios marcadores metabólicos en sangre y orina.

Aunque sus beneficios están estudiados por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, no es recomendable el agua carbonatada en algunas personas, como las que padecen reflujo esofágico, hernia de hiato, colon irritable o EPOC (enfermedad obstructiva crónica).

agua con gas

Ahora, con el calor apretando, además del agua con gas de toda la vida, Vichy Catalán ha introducido distintos sabores como, naranja, limón, lima limón y menta. 

Este agua se extrae del manantial Puig de les Ànimes en Caldes de Malavella, Girona, gracias al doctor Modest Furest i Roca, que recaló en este pueblo en 1881 y reconoció las propiedades medicinales de las aguas que manaban de allí. Puso en marcha la primera planta embotelladora y pocos años después inició la construcción del Hotel Balneario Vichy Catalán.

Tip de belleza: Desde Corea nos llega una idea estupenda para limpiar los poros. Sumerge la cara unos 20 segundos en agua con gas un par de veces por semana; notarás tu piel más limpia, tonificada y reafirmada. Añade manzanilla y potencias sus cualidades astringentes; con romero, tiene beneficios antibacterianos y con pepino te descongestiona la piel.

 

Eulalia Sacristán: Soy periodista desde hace muchos años, quizás más de los que me gustaría. Desde siempre me ha gustado la ciencia y todo lo que se deriva de ella: la belleza, la nutrición, la salud, el bienestar, la psicología. Porque esto también es ciencia, al igual que la física o las matemáticas; con otro tinte, pero ciencia al fin y al cabo. Y también me gusta mirar las noticias desde un punto de vista cercano y contarlo para que lo entienda todo el mundo. De eso trata comunicar, ¿no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 comentarios

  1. Daniela

    A mi me gusta, y había escuchado algo de beneficio (sistema digestivo) pero no sabía que era tan buena. El problema es que aquí no suele haber costumbre, aunque en otros países es de lo más normal, de hecho se bebe más que el agua sin gas. Supongo que es cuestión de costumbre, y aunque hay gente que dice aborrecerla, no entiendo como es que beben bebidas cola. En fin, artículo interesante.

  2. angeles

    Fuera de casa nunca bebo agua y en casa siempre del grifo por lo que el agua con gas sólo lo he probado una o dos veces en mi vida. Lo que si voy a hacer es el tip de Corea para ver los resultados.

  3. M Angeles Guerra Rodriguez

    No suelo tomar bebidas con gas, pero he oido hablar muy bien del agua con gas.
    Tendré que plantearmelo
    Besitos

Deja un comentarioBlonde bob, la melena del verano