Jugar a los bolos, un deporte de moda con muchos beneficios

¿Se te van mucho los bolos?

Primero fueron Hilary Duff, Vanessa Hudgens y la Reina Máxima de Holanda, dinámicas jugadoras en sus respectivas cuentas sociales. Después, Elsa Pataky terminó de apuntalar la de jugar a los bolos compartiendo una partida con sus hijos, forma de ocio ciertamente extendida entre el común de los mortales.

Pero no es cosa de hoy esta andadura ‘publicitaria’ improvisada. En películas como Grease, El Gran Lebowski, Los Picapiedra, Vaya par de idiotas o Buffalo ’66, el clásico juego de bolos sirve de escenario a escenas clave.

Algo tienen los bolos cuando los bendicen. Las pistas parecen poseer cierto ‘efecto diván’ que da pie a toda clase de conversaciones confesionales e íntimas, ya sea entre personajes de ficción como entre los que ocupamos la llamada vida real. Por no hablar de otras ventajas, que citamos a continuación.

juego-de-bolos-1

  1. Es una actividad para compartir con todos los públicos. Puedes jugar con todos los miembros e tu familia, de cualquier edad, y pasar un rato divertido.
  2. Tonificas el cuerpo y refuerzas la musculación (prueba a cambiar de brazo para equilibrar).
  3. Palias el estrés y mejoras la coordinación y el equilibrio.
  4. Fomentas el trabajo en equipo y el espíritu deportivo (y más si te montas una partida competitiva en equipos.
  5. Estrechas la relación con tus hijos y/o amigos practicando un divertido que ayuda a reforzar el vínculo y genera recuerdos inolvidables.

Todas las ciudades ofrecen boleras, algunas bien pintonas, en las que además se puede comer algo rápido, sabroso y sin grandes pretensiones culinarias (lo que, para un día, suele ser del agrado de todo el mundo).

Puedes alquilar el equipo allí mismo. Chiquitruco antilesiones: recuerda calentar bien los hombros antes de empezar haciendo algunas rotaciones.

Una forma divertida de y hacer relaciones sociales de una forma activa y deportiva. A la que se añaden un punto de juego muy importante para todos, porque en el fondo seguimos siendo como niños.

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios

  1. angeles

    En mi pueblo hay una bolera que tiene por lo menos 50 años y con muchos aficionados pero yo nunca he jugado.

    • Beatriz Peña

      A qué esperas, querida Ángeles. Socializas un poco y haces un deporte de equipo!

  2. Lolette

    Y además, en mi época en las boleras “se ligaba” de lo lindo

    • Beatriz Peña

      Creo que eso sigue igual ahora, querida Lolette.

Deja un comentarioTres perfumes nicho, para sibaritas