130423 ORJ9U0 717

UV Sense, el primer sensor electrónico que mide la exposición a los rayos UV del Sol

UV Sense, el primer medidor de rayos UV que indica cuándo ya hemos tomado suficiente Sol.

L’Oréal, a través de su marca, La Roche-Posay, ha presentado en el CES 2018 Las Vegas (International Consumer Electronics Show 2018), la mayor y más importante feria del mundo en cuanto a tecnología de consumo, el nuevo UV Sense, el primer sensor que funciona sin batería para medir la exposición individual a los rayos UV. Con este nuevo microdispositivo, de dos milímetros de grosor, nueve milímetros de diámetro y que está diseñado para usarse en la uña del pulgar, la marca va un paso más allá en su compromiso con la seguridad solar. Este nuevo wearable (o dispositivos vestibles, es decir, el conjunto de aparatos y dispositivos electrónicos que se incorporan en alguna parte de nuestro cuerpo interactuando de forma continua con el usuario) puede almacenar hasta tres meses de datos y mostrar tendencias de exposición a lo largo del tiempo con actualizaciones instantáneas.

UV Sense

Ahí, pegadito al dedo pulgar de la modelo está colocado el UV Sense, que nos indica cuánto Sol hemos tomado y si ya es hora de parar, ponernos la camiseta e irnos al chiringuito. Cualquier plan es bueno antes que seguir tomando el Sol y exponernos a una quemadura. No olvidemos que en los últimos cuatro años se ha producido un aumento del 38% del cáncer de piel, que cada año se detectan unos 150.000 nuevos casos en España y se producen 600 muertes y que la mejor prevención es protegerse del astro rey.

Este nuevo sensor es un paso más en la prevención y desde Belleza Pura apostamos por ella y por ofreceros las últimas novedades que nos permitan vivir más seguros.

UV Sense

UV Sense se acompaña de una aplicación móvil, disponible tanto en iOS como en Android, que traduce y transfiere los datos desde el sensor utilizando tecnología inalámbrica NFC (Near Field Communication). La app ofrece una información detallada sobre cuándo se debe tener cuidado con su exposición a los rayos UV. Los datos se incluyen en un perfil que describe los niveles de exposición del usuario, con consejos adicionales para la protección, a la vez que se fomentan hábitos de seguridad solar, como pasar tiempo a la sombra o aplicacarse protector solar con frecuencia.

El dispositivo supone un paso más en la innovación para la iniciada en 2016, cuando La Roche-Posay lanzó el primer sensor de piel elástico para monitorizar la exposición a los rayos UV, My UV Patch fue el primer parche conectado que mejora el comportamiento frente al Sol y minimiza sus quemaduras. My UV Patch tuvo un impacto positivo en los comportamientos de seguridad solar: el 34% se aplicó protector solar con más frecuencia y el 37% trató de permanecer a la sombra con más regularidad.

Para alentar aún más a los consumidores a mejorar sus comportamientos de seguridad solar, el nuevo UV Sense es más pequeño, ofrece un desgaste más prolongado y datos en tiempo real. Al poner esta tecnología en la uña del pulgar -que recibe luz solar óptima- se puede aumentar el tiempo de uso de varios días con My UV Patch a varias semanas con UV Sense. Además, el sensor se puede volver a aplicar a la uña con adhesivos adicionales que vienen en el envase.

“La tecnología de UV Sense es pionera y tiene un gran potencial -afirma Guive Balooch, vicepresidente mundial de la Incubadora Tecnológica de I+D de L’Oréal-.Con las investigaciones y observaciones por parte de los usuarios de My UV Patch, nos propusimos crear algo que combinase la tecnología de resolución de problemas con el diseño centrado en el ser humano, ofreciendo datos en tiempo real y un desgaste más prolongado en un producto discreto que se adapta a cualquier estilo de vida”.

Y ante esta noticia tan estupenda sólo hay una sombra que nuble tanta luz… Que aún no podemos comprarlo. El lanzamiento mundial de UV Sense será en 2019 y estará disponible de forma limitada en EE. UU. para este verano.

¿El precio? Demasiado pronto para saberlo. ¡Esto es una primicia!

Eulalia Sacristán: Soy periodista desde hace muchos años, quizás más de los que me gustaría. Desde siempre me ha gustado la ciencia y todo lo que se deriva de ella: la belleza, la nutrición, la salud, el bienestar, la psicología. Porque esto también es ciencia, al igual que la física o las matemáticas; con otro tinte, pero ciencia al fin y al cabo. Y también me gusta mirar las noticias desde un punto de vista cercano y contarlo para que lo entienda todo el mundo. De eso trata comunicar, ¿no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentarioEl yoga facial de Meghan Markle