Fotos: Belleza Pura

He probado la manicura francesa en Siberia Salón

La francesa es siempre una elección acertada, aunque este año no esté de rabiosa actualidad.

Ya sea porque es una manicura clásica, la manicura francesa puede llevarse más o menos, pero siempre se ve bien: elegante, discreta, pulcra y fresca y, además, pega con casi cualquier vestimenta. Es siempre una buena elección y una moda que nunca se va del todo. Y es la que he elegido para probar en Siberia Salón, uno de los nuevos templos de la manicura en Madrid, regentado por dos jóvenes rusas que llegaron a la capatal hace tres años. En este tiempo, además de abrir su salón en la calle Juan de Mena, están desde hace un par de meses en uno de los grandes hoteles de Madrid, el Hotel Miguel Ángel.

Manicura francesa

Este año se llevan más los rojos en las manos, aunque las actrices Mónica Cruz y Elena Furiase eligieran la para los Premios Goya de este año. Los vestidos de Mónica en tonos dorados y transparencias y Elena, en negro con un hombro al aire, ni se parecían pero ambos looks quedaban de maravilla con su manicura francesa.

Digan lo que digan, es una manicura elegante y alejada de artificios. Y es la que yo prefiero. Al principio, pensé probar algún otro tipo de manicura en Siberia Salón, al que acudí para ver el nuevo espacio en el Hotel Miguel Ángel, pero una vez allí, volví a mis orígenes de la manicura francesa aunque con una variante: un par de uñas adornadas con sendas estrellas doradas.

El espacio que tienen Sofía Khasanova y Julia Philippova -las dos jóvenes nacidas en Novosibirsk, en plena Siberia- en el Hotel Miguel Ángel es pequeño, renovado y muy luminoso a pesar de estar ubicado en el tercer sótano junto a los demás servicios de belleza del hotel.

Ya conocía el de Juan de Mena, pero no había probado cómo hacen la manicura y la verdad es que me he quedado sorprendida de la perfección y el mimo con el que trabajan.

Reconozco, y entono un mea culpa, que llevaba sin hacerme una manicura de verdad un tiempo y que siempre corriendo me la hacía por la noche mientras veían una peli en casa.

Manicura francesa

Fotos: Belleza Pura

En Siberia Salón trabajan a conciencia, no hacen una manicura express ni tampoco les interesa hacerla: lo que buscan es dejar unas manos bien hechas. Y es lo que hicieron con las mías: limar, pulir y limpiar cualquier cutícula que impidiera dejar una manicura impecable.

Julia, otra joven rusa que trabaja en el salón, fue la encargada de dejarme las uñas perfectas. Según lo que me contó Julia Philippova, en Rusia las mujeres llevan siempre una manicura muy bien hecha y ellas han traído a España su manera de trabajar y siguen investigando nuevas técnicas. Por eso, no les valen las manicuristas que trabajan de prisa y corriendo sino las que trabajan muy muy bien y dejan las uñas perfectas.

Con una punta eléctrica, Julia fue limpiando de pieles y cutículas de cada uña con el fin de poder luego pintar tan al extremo del dedo que la laca durara mucho más y no se notara el crecimiento de la uñas. Al tratarse de una manicura francesa semipermanente, efectivamente se nota menos.

Manicura francesa

Fotos: Belleza Pura

Una vez que mis uñas estaban limadas, pulidas y arregladas, y tras la base y una capa de laca, Julia eligió un pincel súper fino y con una precisión de cirujano comenzó a pintar la línea blanca sobre el borde de la uña, despacito, sin salirse ni un milímetro, con un pulso que ya lo quisiera yo. Cada uña terminada, iba al aparato de secado y así hasta que acabó con todas.

Manicura francesa

Fotos: Belleza Pura

Después, llegó el turno de colocar en mis dedos anular una pequeña calcomanía dorada que se asemeja a un copo de nieve. Como este año es año de nieves, he querido conjuntarme con el paisaje ¿Veis cómo va quedando? ¡Qué pericia para colocar algo tan pequeño!

Otra capa de laca y el top coat para secar y fin. Desde el inicio de la manicura hasta este fin ha pasado hora y media y, de verdad, que lo vale. ¡Qué manos tan bonitas han quedado!

Manicura francesa

Fotos: Belleza Pura

Tres semanas después de esta manicura francesa, mis uñas siguen estando estupendas. No han perdido su color ni su brillo y no se ha levando ni un milímetro la laca.

Precio: 35 euros la manicura semipermanente más 2 euros por cada uña con .

Siberia Salón

C/ Juán de Mena, 11

28014 Madrid

Teléfono: 637 39 82 87

Hotel Miguel Ángel

Calle Miguel Angel, 29-31

28010 Madrid

Teléfono: 680 334 429

Eulalia Sacristán: Soy periodista desde hace muchos años, quizás más de los que me gustaría. Desde siempre me ha gustado la ciencia y todo lo que se deriva de ella: la belleza, la nutrición, la salud, el bienestar, la psicología. Porque esto también es ciencia, al igual que la física o las matemáticas; con otro tinte, pero ciencia al fin y al cabo. Y también me gusta mirar las noticias desde un punto de vista cercano y contarlo para que lo entienda todo el mundo. De eso trata comunicar, ¿no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentarioDavid Mallett, el encanto parisino aterriza Madrid