#CinderellaDiet, una dieta de cuento para no dormir

De origen japonés, se ha extendido a través de las redes sociales y propone un peligroso objetivo.

Cuenta con un perfil de Twitter y con un hashtag que se puede rastrear sin dificultad en Instagram. Es la #CinderellaDiet, la nociva tendencia viral que enarbola la minúscula cintura de Cenicienta, archiconocido personaje de ficción, como objetivo estético a lograr.

Las doctoras Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto, capitanas de Mira + Cueto (Madrid), nos explican las trampas de este fenómeno.

cinderella-diet-1

Para empezar, el modelo: una princesa que ni siquiera tiene medidas humanas y cuya imagen puede calar en chicas muy jóvenes con el criterio en fase de formación. Personas que siguen prototipos físicos establecidos por la publicidad e internet y que asocian delgadez con éxito y aceptación. El problema en este caso es que se trata de un referente absolutamente irreal, cuyo alcance y mantención conllevan perjuicio para la salud física y mental, pudiendo desembocar en trastornos alimentarios muy severos como la anorexia, la bulimia o el trastorno por atracón.

#CinderellaDiet plantea alcanzar un índice de masa corporal de 18 que ya resulta insuficiente de por sí (el rango saludable oscila entre 18,5 y 24,9) sin considerar que la aporte los valores nutricionales adecuados para afrontar el día y sin valorar las peculiaridades de cada cuerpo -hay organismos que, por mucho que adelgacen, jamás tendrán cintura de avispa-. Únicamente se centra en una cifra propuesta por alguien que está muy lejos de ser un nutricionista responsable, lo que es un pasaporte directo a la obsesión y la enfermedad en personas vulnerables.

Como nos recomiendan las doctoras Mira y Cueto, “Es necesario informar claramente de lo que es salud, belleza, éxito, trabajando la conducta alimentaria, las relaciones sociales, la esencia de las personas, dando recursos para tener seguridad, saber tolerar los fracasos, etc. Conocer y promover el estilo de vida saludable y saber los riesgos que se corren cuando se realizan este tipo de dietas. Saber que no debemos perseguir un objetivo que se centre en una cifra aislada. No todos podemos pesar lo mismo. Dependerá de muchos factores y no por estar más delgados o por parecernos a una princesa de cuento vamos a ser mejores, con más éxito”.

Si te planteas adelgazar, no dudes en elegir una dieta equilibrada, variada y rica desde el punto de vista nutricional, adaptada a tu sexo, edad y actividad física y supervisada por un médico. Combínala con ejercicio y plantéate como objetivo un peso equilibrado con tu estatura y edad que jamás comprometa tu bienestar.

En internet puedes encontrar información científica y contrastada en la página de la SEEDO (Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad).

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. angeles

    Afortunadamente me mantengo en mi peso pero soy de las que hago ejercicio todo el año.

Deja un comentarioColoretes efecto buena cara