14103863300 0824966790 H

Melanoma: el cáncer que podemos prevenir

Prevenir el melanoma no es una prioridad para los españoles aunque es el que mejor prevención tiene.

El melanoma, el cáncer con peor pronóstico, es una enfermedad que afecta a 4.000 personas en España y más de 74.000 desarrollan un cáncer cutáneo no melanoma. El problema es que casi un 80% de la población entre los 25 y los 50 años nunca ha ido al dermatólogo para que revise sus lunares, según advierte la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Y la buena noticia es que el melanoma es el cáncer más prevenible de todos y su tasa de curación es muy alta.

 

Melanoma

En el Día Mundial del Melanoma no podíamos quedarnos calladas. Necesitábamos contaros qué hacer y cómo prevenir este tipo de cáncer. La imagen de arriba es elocuente: cómo se ve un lunar y cómo vemos un melanoma.

Según la Organización Mundial de la Salud, el cáncer cutáneo es el tipo más frecuente de cáncer en el mundo y la incidencia del melanoma se está incrementando más rápidamente que cualquier otro cáncer. Las lesiones cancerosas suelen aparecer en las zonas que con mayor frecuencia están expuestas a los rayos UVA y UVB, como la cara, el cuello, la espalda y las extremidades. Es más común en personas de más de 50 años, pero cualquiera puede resultar afectado.

¿Por qué aumenta? Por el aumento de la esperanza de vida y la excesiva exposición al sol en la búsqueda de un buen bronceado. El sol es muy beneficios porque ayuda a la producción de vitamina D, libera endorfinas, que genera bienestar mental pero tomado en exceso aumenta el riesgo de padecer cáncer

¿Quién tiene más riesgo? Según los expertos, tienen un mayor riesgo de desarrollar un  aquellas personas con al menos una de las siguientes características:

  • La piel clara o facilidad para sufrir quemaduras solares.
  • Han sufrido de quemaduras solares en la infancia, o con frecuencia en la edad adulta.
  • Pasan mucho tiempo al sol (ya sea por ocio o trabajo).
  • Utilizan cabinas de bronceado.
  • Tienen más de 50 lunares en todo su cuerpo.
  • Tienen algún familiar con cáncer de piel.
  • Tienen más de 50 años.
  • Se les ha realizado un trasplante de órganos.

¿Cómo prevenimos el cáncer de piel? Como el cáncer de piel puede verse, se puede detectar en una fase temprana y el principal factor de riesgo, la exposición a rayos UV, puede reducirse mediante cambios en el comportamiento en relación con el sol.

  • Usar ropa protectora.
  • Evitar la luz solar directa entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde durante el verano (cuando la radiación UV está en sus niveles máximos).
  • Buscar la sombra.
  • Aplicar regularmente y correctamente protectores solares.

¿Cómo lo podemos detectar?

  • Si las manchas han cambiado de color, tamaño o forma.
  • Si son diferentes del resto.
  • Si son asimétricas o tienen bordes irregulares.
  • Si tienen un tamaño superior a 6 mm.
  • Si tienen un tacto áspero o escamoso.
  • Si tienen varios colores.
  • Si pican.
  • Si sangran.
  • Si su superficie es brillante.
  • Si parecen una herida pero no cicatrizan.

Ojo entonces y, al médico de inmediato. Aún así, la visita al dermatólogo es fundamental y también la autoexploración: mirarse bien y pedir a tu pareja o a alguien cercano que nos ayude a revisar las zonas que no podamos nosotros explorar.

¿En qué nos tenemos que fijar? Un par de minutos al mes es suficiente para comprobar si hay algún signo raro que nos haga desconfiar.

  • Fíjate en tu cara, incluyendo la nariz, los labios, la boca y las orejas, mira también por detrás de las mismas, utilizando un espejo para lograr una visión clara.
  • Revisa tu cuero cabelludo utilizando el peine o el secador para separar el pelo en capas.
  • Revisa la parte interna y externa de tus brazos, comenzando por las axilas y bajando por el codo hasta llegar a las manos y también entre los dedos.
  • Fíjate bien en el cuello, el pecho y la parte superior del cuerpo.
  • Revisa la zona que hay entre las mamas y por debajo de ellas.
  • La espalda es la zona más complicada: gira tu espalda hacia el espejo completo y utiliza el espejo de mano para revisarla, comenzando por el cuello y los hombros y bajando hasta la zona lumbar. O pide ayuda a alguien para que la revise por ti.
  • Mira los glúteos y la parte de atrás de las piernas, bajando hasta los talones. De cara al espejo y revisa tus genitales detenidamente, la parte delantera de las piernas y la zona superior de los pies.
  • Para terminar, mira bien las plantas de los pies y los espacios entre los dedos.

Y si ves algo raro, al médico de inmediato. Aún estás a tiempo de que te revisen los dermatólogos de Euromelanoma. Están hasta el 11 de junio y el teléfono es el 91 543 45 35  (de 9 a 18 horas  de lunes a jueves y de 9 a 15 horas el viernes).

 

Eulalia Sacristán: Soy periodista desde hace muchos años, quizás más de los que me gustaría. Desde siempre me ha gustado la ciencia y todo lo que se deriva de ella: la belleza, la nutrición, la salud, el bienestar, la psicología. Porque esto también es ciencia, al igual que la física o las matemáticas; con otro tinte, pero ciencia al fin y al cabo. Y también me gusta mirar las noticias desde un punto de vista cercano y contarlo para que lo entienda todo el mundo. De eso trata comunicar, ¿no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentarioKathon, un conservante proclive a causar alergias