No he probado un tratamiento capilar… ¡sino algo mucho mejor!

“Hace tiempo que vengo al taller y no sé a lo que vengo”.

Jamás pensé que diría algo así con total convencimiento –con lo que una ha sido-, pero lo cierto es que hay veces que es mejor no probarlo todo. Y más cuando resulta que hay una alternativa mejor y más divertida.

Ésa fue mi antiexperiencia-súperexperiencia en el salón madrileño de Carlos Oliveras, donde me dejé caer el otro día con mi mejor espíritu explorador para probar su último y apetecible tratamiento, una terapia de oxígeno que promete maravillas en el cuero cabelludo y que, tomen nota las muy sofocadas, también se puede hacer sobre el rostro. Todo fetén para quienes vivimos bajo la contaminación perpetua de la ciudad. Sin embargo, y bajo el diagnóstico experto de Oliveras, no era ese pulmón extra lo que necesitaba mi tocada fibra (capilar), sino hidratación y un corte adecuado a mi tipo de cabello. Como no todo ha de ser promoción de la novedad, ante la oportunidad de probar una técnica ‘de autor’ cerré los ojos y me puse en sus manos. El resultado fue fabuloso: un corte manejable y favorecedor, tacto sedoso durante varios días y una buena pila de consejos para cuidar mi pelo.

¿Mi veredicto? Qué maravilla cuando los peluqueros te hacen cambiar de idea en base a un buen criterio.

tratamiento-capilar-1

Productos orgánicos sin gota de siliconas apelmazantes ni otras miserias, baba de caracol para rehidratar y cauterizar un pelo poroso y rizado con tendencia a la sequedad y el corte más minucioso que he visto en mi vida, prácticamente pelo a pelo. Fascinante y muy depurada técnica que le ha permitido a Carlos Oliveras consolidar su salón en Madrid tras arrasar en Barcelona, donde cuenta con otros tres, y a proyectar una expansión nacional e internacional que se intuye igualmente feliz.

tratamiento-capilar-2

Para rematar, el momento asesoría capilar, que es un lujo que trasciende la pericia de las tijeras y la eficacia de cualquier tratamiento, y del que extraje valiosos consejos para manejarme el pelo en lo sucesivo. Además de la conclusión de que no es de estos salones en los que te hacen cualquier tratamiento –preferiblemente caro- porque sí, sino lo que realmente va en armonía con tu pelo en el preciso instante en el que se lo confías.

Volveré, y volveré a dejarme sorprender.

Salón Oliveras

C/ Almirante, 28.

28004 – Madrid.

Tel: 917373800

Diana Domingo, alias "Towanda": " Cuando era pequeña me impresionaba mucho aquel locutor de radio que reconocía, en tono vehemente y voz aguardentosa, que “buscar la belleza es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y en ello ando. Entre ungüentos y pócimas. Entre ciencia, palabrería y parafernalia. Entre mujeres y hombres. Tratando de separar el heno de la paja, observando lo que pasa en este sublime y asqueroso mundo y sin dejar de preguntarme, con la curiosidad de quien asiste a un nuevo fenómeno cada día, qué es la belleza".

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario

  1. Lolette

    Un corte de Carlos Oliveras te dura impecable casi dos meses

    ¡Qué alivio!

Deja un comentarioCeraVe llega a España para reparar y reforzar la barrera cutánea