IMG 20180725 200314 (1)

Lipedema: no es gordura, es enfermedad

El lipedema es un trastorno que afecta del 14 al 16% de las mujeres.

No, no es gordura. Se denomina lipedema y es un trastorno poco conocido, mal diagnosticado y, en consecuencia, mal tratado. Se trata de una crónica y progresiva, de origen genético, inflamatorio, hormonal y nutricional que afecta al tejido celular subcutáneo, especialmente a los adipocitos (células grasas) de determinadas zonas del cuerpo, como abdomen, piernas e incluso brazos.

¿Se puede detener y curar?

D535380802acade7e99f593ce8394a3f

A veces las ves por la calle y piensas que por qué no adelgazan, cómo son capaces de vivir así… ¡Qué más quisieran ellas que quitarse esas de encima! Pero no pueden porque no es una cuestión de alimentación. El lipedema, también llamado síndrome de inflamación, se caracteriza por un aumento desmesurado de tejido graso. “Habitualmente se localiza en los miembros inferiores, afectando al principio sólo a los muslos y las pantorrillas. La afectación es bilateral y casi simétrica aunque la observación detallada nos muestra que siempre uno de los miembros estará más afectado que el otro“, explica el doctor Simarro, médico especializado en tratamientos de adelgazamiento localizado. Se observa un aumento en volumen y consistencia en la zona afectada y es una enfermedad que avanza con la edad.

06 Copia

Dr. Simarro

Y como lo que se cree es que la mujer -porque sí, afecta más a mujeres que a hombres, que lo padecen sólo en un 5%- está gorda, gordísima a veces, y que no hace nada por remediarlo, que come de todo, que se atiborra a azúcares, harinas, hidratos y no hace ejercicio, se la estigmatiza. Se piensa que tiene celulitis y que no hace los tratamientos que la recomiendan.

Las mujeres que padecen lipedema y no han sido diagnosticadas de manera adecuada pueden, además de la sintomatología física, desarrollar un cuadro depresivo al ver que ni las dietas ni el ejercicio alivian sus síntomas y que el problema no sólo no se detiene sino que avanza.

Lo más importante que ha sucedido hasta ahora al hablar de lipedema es que por fin, en mayo de este año, la Organización Mundial de la Salud ha declarado que el lipedema es una enfermedad -explica el doctor Simarro-, y esto es un cambio absoluto; aceptada como enfermedad cambia radicalmente el modo de verla; hasta el punto de que los servicios públicos de salud van a tener que aceptar el tratamiento antes o después. O sea que si antes eras obesa y no tenías remedio, ahora tienes una enfermedad que puede tratarse.

Lipedema

Antes y después

¿Puede tratarse? Algo hay aunque aún, poco. El doctor Simarro propone una específica y una lipomesoplastia, una técnica que consiste en la multi-microaplicación de medicación, a nivel de la capa de tejido celular subcutáneo (capa grasa) afectada, guiada por ecografía. Esta medicación, fundamentalmente antiinflamatoria, reguladora de la circulación, lipoapoptótica y lipolítica, activa el metabolismo mitocondrial y la circulación en la zona aplicada, y disminuye el volumen y número de adipocitos a nivel local. Este tratamiento consigue grandes mejorías en el lipedema, disminuyendo peso y volumen en la zona afectada, y mejorando claramente la piel y la circulación.

En cuanto a la dieta que propone el doctor Simarro, la dieta cetogénica, muy baja en carbohidratos, tiene muy mala prensa “por desconocimiento -explica este doctor-, porque una dieta cetogénica bien manejada durante un periodo no muy largo y con el control de un profesional es una dieta muy segura. Luego hay que hacer un seguimiento ya sin esa dieta y enseñando a comer de una manera diferente, cambiando el hábito dietético de la persona. El mantenimiento es fundamental si no, es tirar el dinero y volver a la misma situación”.

El cambio en la dieta y el trabajo con un médico es fundamental para conseguir mejorías. Eliminar alimentos procesados, evitando químicos  y edulcorantes, disminuir el consumo de azúcar y de sal son algunas de las recomendaciones que se recogen en la página de la Asociación de Afectados de Lipedema de España (ADALIPE).

Y, sobre todo, ¡fuera complejos!

 

Eulalia Sacristán: Soy periodista desde hace muchos años, quizás más de los que me gustaría. Desde siempre me ha gustado la ciencia y todo lo que se deriva de ella: la belleza, la nutrición, la salud, el bienestar, la psicología. Porque esto también es ciencia, al igual que la física o las matemáticas; con otro tinte, pero ciencia al fin y al cabo. Y también me gusta mirar las noticias desde un punto de vista cercano y contarlo para que lo entienda todo el mundo. De eso trata comunicar, ¿no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deja un comentarioCharlotte Olympia celebra su décimo aniversario en chanclas